Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Al límite Lamborghini Murciélago LP640 R

Al límite: Lamborghini Murciélago LP640 R

Trascendental

05.07.2007

El Lamborghini Murciélago LP640 Roadster es el descapotable de serie más potente del mundo. 640 CV que catapultan a este misil hasta alcanzar los 330. Desde el punto de vista racional, se trata de un vehículo totalmente carente de sentido. Desde el punto de vista emocional, el Lambo es puro placer trascendental. Una declaración de amor en contra de la razón.

San Clemente es una bella localidad situada en la costa del sur de California. Allí los turistas y excursionistas de Los Angeles acuden al restaurante situado en el puerto. Las casas unifamiliares son espaciosas y rodeadas de jardines cuidados y sin vallas. Incluso durante la semana, las calles de esta localidad están repletas de transeúntes: madres, jubilados, así como algún que otro cuarentón bronceado, llevando el imprescindible polo y que inevitablemente dan la sensación de que su dinero trabaja por ellos.

A las 10:32,  un rugido brutal hace temblar esta estampa idílica del mediodía.

Gran salida a escena de un descapotable

Galería: Al límite Lamborghini Murciélago LP640 REste es nuestro momento, mejor dicho, el del nuevo Lamborghini Murciélago LP640 Roadster. El fabricante italiano ha perfeccionado este descapotable de forma análoga al modelo coupé. Su presentación tuvo lugar en California. ¿Por qué en la costa oeste de los EE.UU. si Italia queda tan cerca? Una de las razones es que su grupo más relevante de clientes está al otro lado del Atlántico. Por otro lado, aquí siempre brilla el sol. Por esta razón, a nadie se le ocurrirá probar los escasos trapos que forman el techo.

¿Alguna crítica para este superdescapotable? Observándolo fríamente, existen aquí y allá algunos puntos criticables como por ejemplo el acceso: pese a la amplia apertura de sus puertas batientes, no es posible acceder a sus asientos situados extremadamente bajos sin contorsionarse o intentar una y otra vez apoyarse sin conseguirlo.

El día a día saca de quicio

Galería: Al límite Lamborghini Murciélago LP640 RUna vez sentado a tal profundidad, a tan sólo unos pocos centímetros sobre el asfalto, la vista del entorno se reduce casi a cero. Las omnipresentes superficies, aristas y esquinas de color naranja chillón se reflejan en el espejo retrovisor interior, en los retrovisores laterales extremadamente salientes y saltan a la vista al girar la cabeza hacia atrás. Da la sensación de estar sentado en un Stealth Bomber decorado con pintura para señales y que sólo conoce una dirección: hacia delante.

Preferentemente, lo más rápido que sea posible y sobre una carretera lisa. El más mínimo abombamiento sobre el asfalto o cualquier rampa hacen que este "superplano" toque el suelo. La función de elevación con la que se ha equipado al eje anterior supone una ayuda en este tipo de situaciones. Pero para ser francos, ¿qué aspecto tiene esto? El Lambo odia sobre todas las cosas el tránsito con frecuentes paradas y arranques, así como el avance lento: el motor suena con un ruido metálico, da pequeños tirones y traquetea, el cambio de seis marchas automático E-Gear mantiene al embrague continuamente en el punto de tracción.

Pista libre

Galería: Al límite Lamborghini Murciélago LP640 RNos compadecemos de él, abandonamos la zona residencial en dirección a la autopista y damos por fin rienda suelta a este toro de lidia impaciente y violento. Lo que a continuación experimentamos hace que se esfume en el aire toda la crítica vertida antes. A nuestra espalda rugen 640 toros de lidia que nos impulsan de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos; a la vista de los estrictos límites de velocidad en California, debemos tener el máximo cuidado. Por cierto: aún no hemos cambiado a la segunda marcha. Un cambio que sólo tiene sentido para hacer descender el régimen de revoluciones del motor de doce cilindros de las escandalosas 8.000 revoluciones a un nivel más o menos aceptable.

Dentro del rango medio de revoluciones, este gigante de 6,5 litros de cilindrada se desplaza realmente relajado. Durante la marcha, el motor V12 canta alegremente, bajo una ligera carga emite un rugido profundo que emerge de su tubo de escape, del calibre de un trombón, dando la sensación de disponer de una fuerza ilimitada. Al transmitir por completo las cuatro ruedas motrices el par motor máximo de 660 Nm disponible al alcanzar las 6.000 revoluciones, se repite la experiencia de aceleración orgiástica: 60, 80, 100; la aguja del tacómetro asciende a la misma velocidad en la que leemos. Ojo, porque los números aquí descritos representan las millas, no los kilómetros por hora.

Más allá

Galería: Al límite Lamborghini Murciélago LP640 REl límite del Murciélago Roadster se encuentra más allá de todo lo que pueda experimentarse sobre las vías públicas. Aunque este supervehículo deportivo es gigantesco (4,61 metros de longitud y 2,06 metros de anchura) y monstruosamente pesado (1,8 toneladas contando el conductor y el depósito de 100 litros lleno), los desplazamientos con curvas se convierten en montañas rusas en las que los copilotos que pierden la concentración son impulsados violentamente a derecha e izquierda al virar. El chasis robusto, la tracción a las cuatro ruedas permanente y con tendencia a la parte trasera, así como los neumáticos de gran anchura (245/35 ZR 18 delante; 335/30 ZR 18 detrás) dan la sensación a menudo citada de conducir sobre vías. No dispone de ESP, siendo su único punto de mejora la necesidad imperante de un control de tracción.

Su precio es tan demencial como el propio vehículo: 282.000 euros.  Quien aún desee pagar más, puede hacerlo optando por el programa propio de individualización "ad personam" y, por ejemplo, dando un baño dorado al indicador del nivel del depósito de combustible. A propósito: si bien al repostar fluyen 100 litros al interior de su fuselaje, el radio de acción es limitado: en circulación urbana, el consumo asciende a los 32,2 litros, el consumo oficial en circulación mixta se establece en 21,3 litros de combustible Super Plus a los 100 kilómetros, con 495 gramos de CO2 por kilómetro. Sobra decir que el consumo, en la cruda realidad, es muy superior.

En resumen

Galería: Al límite Lamborghini Murciélago LP640 RUn vehículo biplaza descapotable de pura raza como el Lamborghini Murciélago LP640 Roadster es tan innecesario para el mundo como deseable. Desde su mero aspecto hasta su brusca y orgiástica aceleración, desde los múltiples registros sonoros del motor de doce cilindros hasta la experiencia con riesgo de trauma para las cervicales al trazar las curvas, este vehículo deportivo extremo es un placer que nubla los sentidos.

En este caso, la razón debe quedarse en tierra. El que ésta chapa estampada en forma de vehículo superplano sea un crimen contra el medio ambiente es un hecho indiscutible. No sirve de nada enojarse, al fin y al cabo la producción del mismo se realiza en dosis homeopáticas. Y además, la mayor parte de los ejemplares pasarán su vida sobre plataformas giratorias en garajes climatizados.

Este superdescapotable roza los 300.000 euros de precio

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.