Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Blog: Seguridad

Blog: Seguridad

Cómo llevar a los niños al cole con total seguridad

17.02.2017

Aunque ya lleven más de medio año lectivo, eso no quita para que los padres se descuiden a la hora de llevar a sus hijos al colegio. De hecho, la rutina y las prisas pueden llevarles a cometer, inconscientemente, alguna que otra imprudencia. Por eso, como nunca está de más recordar que la seguridad de los más pequeños es la más importante, aquí te traemos una serie de claves para que los desplazamientos al cole se realicen de la manera más segura.

Las prisas, en casa: Parece la más evidente, pero al mismo tiempo es una de las más difíciles de cumplir. Sal con tiempo suficiente para poder permitirte perder el autobús o esperar en más de un semáforo. Organiza todo el día anterior y gana unos minutos que te evitarán mirar el reloj a cada frenazo.

Evita que se duerman: Aprovecha el trayecto para acabar de despertarlos. No suelen ser viajes largos así que recuérdales las actividades que tendrán para que entren animados y con ganas. Los consejos de última hora sobre la comida o la hora de recogida también sirven de recordatorio.

Ojo con puertas y ventanillas: Revisa que los mecanismos de seguridad para los más pequeños están activos y funcionan correctamente. De esta forma, antes de arrancar, cierra siempre el coche por dentro y activa el bloqueo de puertas y ventanas traseras, para que los niños no puedan abrirlas. Si ya son mayores, haz hincapié en que miren antes de abrir la puerta, a ambos lados, igual que tú también deberás prestar mucha atención a los hijos de los demás.

En el asiento trasero y a contramarcha: los niños de estatura inferior a 135 centímetros deben, no sólo utilizar un sistema de retención infantil –SRI- homologado, sino viajar en el sentido contrario a la marcha hasta que cumplan 4 años para minimizar daños en caso de accidente. No se trata de colocar del revés la sillita, sino de utilizar una específica para esa posición.

Acostúmbrales: La mejor prevención es sensibilizarlos desde pequeños. Para ello, debemos acostumbrarnos a llevar siempre puesto el cinturón de seguridad, para que lo tomen como una rutina. Bajo ninguna circunstancia se debe llevar al pequeño en el regazo o atado con el mismo cinturón que utilice el adulto que lo lleve en brazos. Y es importante recordar que los menores deben ir en los asientos traseros del vehículo, excepto en coches biplazas o cuando las plazas traseras estén todas ocupadas por otros menores.

Atención a los cruces: Enséñales a fijarse más en los coches y menos en los compañeros que también estén llegando al cole para que crucen con más precaución que de costumbre, respetando siempre los pasos de cebra y los semáforos. No les obligues a girarse y despedirse de ti hasta el último momento para que se centren en cruzar.

Mejor en compañía: Es recomendable que el niño vaya acompañado por un adulto si todavía no tiene la suficiente independencia. Puede darse el caso de que si se inquieta o llora durante el trayecto cause un estrés innecesario al conductor, algo que puede derivar en distracciones peligrosas al volante.

Utiliza los caminos escolares: Si no puedes dejarle cerca de la puerta, hazlo al menos cerca de un camino escolar. Es una manera de reducir riesgos ya que son itinerarios señalizados en los que se han eliminado obstáculos y adaptado las infraestructuras para que los niños puedan ir de forma más segura. En estas zonas, la velocidad está limitada a 30 km/h.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.