Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Comparativa Fiat 500L vs Ford B-Max

Comparativa: Fiat 500L vs Ford B-Max

Los últimos en llegar

15.01.2013

El éxito de los monovolúmenes construidos a partir de modelos compactos está más que consolidado. Por eso, muchas marcas tratan de repetir la fórmula en un formato más pequeño y económico. Los últimos en llegar han sido los Fiat 500L y Ford B-Max

Fiat  500L 1.3 JTDM Opening Ed. | 18.870 euros | 85 CV | 165 km/h | 4,2 l/100 km

Galería: Comparativa Fiat 500L vs Ford B-MaxAunque comparta la denominación 500 y multitud de rasgos estéticos con el urbano de Fiat, en realidad, el 500L está construido sobre la plataforma del Punto. Su gama inicial de motores consta de dos motores gasolina -un 1.4 de 95 CV y un 0.9 bicilíndrico turbo de 105 CV, ambos con cambio manual de seis velocidades- y un diesel -el 1.3 con 85 CV y caja manual de cinco marchas de nuestra prueba-; ya en 2013 llegará un diesel de 105 CV y una variante de siete plazas. Hay dos acabados: uno básico y otro más equipado denominado Opening Edition.

Ford  B-Max 1.6 Tdci Titanium | 18.550 euros | 95 CV | 174 km/h | 4,0 l/100 km

Galería: Comparativa Fiat 500L vs Ford B-MaxBasado en la plataforma del Ford Fiesta, el B-Max ofrece cinco motorizaciones. En gasolina hay un 1.0 turbo de tres cilindros con 100 ó 125 CV, así como un 1.6 Ti-VCT de 105 CV, que únicamente puede ir asociado a un cambio automático de seis velocidades -el resto de propulsores sólo pueden llevar una caja manual de cinco marchas-. En diesel, hay un 1.5 TDCi de 75 CV y el 1.6 TDCi de 95 CV que aparece en esta comparativa. En cuanto a los acabados, hay tres distintos: Trend -básico-, Titanium -intermedio- y Titanium X -el más equipado-.

Dos caminos

El diseño del B-Max es el que te esperas de un monovolumen -con el capó y el parabrisas muy inclinados-. Sin embargo, sus dimensiones son más compactas que las de su rival: mide 4,07 m de largo, 1,75 de ancho y 1,60 de alto -es 7 cm más corto, 3 cm más estrecho y 6 cm más bajito que el 500L-. Eso sí, el B-Max cuenta con unas prácticas puertas traseras corredizas -las del Fiat son normales-. Por otra parte, las formas del Fiat son más llamativas; de frente, recuerda al 500... y de perfil, cuenta con más cromados -en ambos coches son de serie-, y luce unos pasos de rueda casi cuadrados.

Por bolsillo

El precio de ambos es similar: el Ford apenas cuesta 320 euros menos... pero, además, como promoción de lanzamiento, el B-Max viene con más equipamiento gratis, y buena parte de él no puede instalarse en el Fiat ni como opción -los asientos calefactables de cuero y tela, el control por voz. Haciendo una estimación, el Ford sale unos 1.200 euros más barato.

¿Revisiones?. Aunque las revisiones del Ford son más baratas, tiene que pasarlas cada menos kilómetros: la primera revisión del Fiat -30.000 km- cuesta 241 euros y la segunda -60.000 km- 332 euros. Por su parte, la primera del Ford -20.000 km- sale por 130 euros y la segunda -40.000 km- supone 188 euros.

En cuestión de seguros, la diferencia no es excesiva: en el Ford cuesta 689 euros, mientras que en el Fiat sale por 41 euros menos, es decir, 648 euros. Por último, en lo que respecta a los recambios, tras comparar diez recambios de ambos modelos, hemos comprobado que, de media, el Fiat sale un 13% más barato de reparar.

Equipamiento común a los dos modelos

ABS, ESP, TCS, seis airbags, aire acond., dirección asist., elev. eléctr. delanteros, cierre central., espejos eléct., radio CD Mp3, volante regulable de cuero, ordenador de a bordo, control vel., luces diurnas, asiento del conductor regulable en altura, faros antiniebla, Bluetooth, asist. de arranque en pendiente, llantas de 16".

¿Qué añaden?

Galería: Comparativa Fiat 500L vs Ford B-MaxDe serie en el Fiat: Sistema Stop/Start, banqueta trasera con regulación longitudinal, sensor trasero de aparcamiento, llantas de 17", techo panorámico. Opciones: Pintura met. (desde 460e), airbag de rodilla (160), faros antiniebla (210), cristales tintados (210), clima. bizona (360), elevalunas eléctr. traseros (260), reposabrazos del. (110), reposabrazos trasero (90), sensor de lluvia y luces (264), techo panorámico practicable eléctrico (1.100), radio digital (160), rueda de repuesto (160), navegador (423).

Galería: Comparativa Fiat 500L vs Ford B-MaxDe serie en el Ford: Airbag de rodilla, elev. eléctr. tras., climatizador, sensor de lluvia y luces, faros antiniebla, control de presión de neumáticos, asientos calefact. de cuero y tela, llantas de 17". Opciones: Pintura met. (desde 375e), parabrisas térmico + retrovisores plegables eléctr. + sensor trasero de aparc. + asistente de frenada de emergencia (450), cámara tras. + sensores de aparcamiento del. y tras. (450), alarma (150), llave manos libres (300), techo panorámico (600).

ADN Fiat y Ford

"El salpicadero de cada uno es muy representativo de sus respectivas marcas: el del 500L  es original, colorido y con cierto toque 'retro'; mientras que el del B-Max es más sobrio y con una apariencia más deportiva... El Fiat me convence más porque tiene menos mandos y mejor ubicados; sin contar con que nunca había visto un interior tan 'curioso'. Y el Ford  me ha sorprendido por calidad, parece un coche más caro. Por acabados, ajustes, remates, plásticos empleados -muy blanditos al tacto- gana con claridad al 500L... eso sí, el B-Max resulta más complejo en cuanto a número de mandos y botones y la pantalla de la consola central requiere acostumbrarse para manejarla rápido...".

En el Fiat, algunas zonas del salpicadero van pintadas 'a juego' con el color de la carrocería; además, puedes elegir sin sobreprecio entre dos tapicerías bicolor -gris y gris clara o gris y roja-. Por su parte, en el Ford lo único que puede 'personalizarse' es el color de la tela de los asientos: beige o negra*.

¿Cómo son tan amplios? "Para lo 'recortados' que son por fuera, ambos son muy grandes por dentro, sobre todo el 500L", apreció Marina; además, cuenta de serie con una banqueta trasera que puede deslizarse longitudinalmente en 12 cm para ganar espacio para las piernas o en el maletero. Por otra parte, "ambos cuentan con una enorme altura en la parte posterior y una anchura comparable a la de compactos como el Ford Focus o el Fiat Bravo".

Mejor por agilidad y prestaciones

Galería: Comparativa Fiat 500L vs Ford B-MaxTeniendo en cuenta que ambos superan los 1.300 kg de peso, la potencia de sus motores diesel se queda algo 'justita', y no hay versiones de gasóleo más potentes en la gama. Algo que se nota sobre todo en el Fiat: tiene 10 CV menos, una cilindrada inferior... y cuando viajas con pasajeros hay que tomárselo con calma. El Ford es más contundente y agradable porque tiene mejor respuesta desde bajas revoluciones... mientras que por consumo, los dos son increíbles: apenas han consumido 5,5 l en la prueba. En cuanto al cambio, manual de cinco marchas en ambos, me quedo con el  del Ford, por su manejo más durito y preciso.

Galería: Comparativa Fiat 500L vs Ford B-MaxAunque el Fiat resulta más confortable y silencioso en un viaje largo, la suspensión del Ford es más eficaz; si a eso le sumas una dirección más rápida -aunque sólo la del 500L tiene un botón que le proporciona un extra de asistencia que es ideal en ciudad o al aparcar- y una mayor agilidad en general, resulta que el B-Max es la referencia por comportamiento entre los minivolúmenes. Por frenada, los dos funcionan muy bien.

Veredicto

El segmento en el que 'se integran' el B-Max y el 500L ya está bastante concurrido: Citroën C3 Picasso, Opel Meriva, Hyundai ix20... Así que, para destacar, el Fiat ha apostado por una imagen y una amplitud muy llamativas, y el Ford se decanta por sus originales puertas y buenas cualidades en carretera... ¿cuál convence más?

Aunque el Fiat tiene un diseño más llamativo y original y es, sin duda, la mejor opción para quien busque un coche amplio para la familia -tanto por espacio para los pasajeros como para el equipaje-... elegimos el Ford por tres razones: la primera es que cuando lo conduces no hay nada que te recuerde que estás en un monovolumen. La segunda, que las puertas traseras deslizantes aportan más ventajas de las que me pensaba. Y por último, que con su actual promoción, ofrece la mejor relación precio/equipamiento.

El 500L es toda una sorpresa... pero será mucho mejor a partir de marzo, cuando estrene un motor perfecto para él: el 1.6 diesel de 105 CV. Mientras tanto, el B-Max 1.6 TDCi pasa a ser una de las referencias del segmento por calidad y comportamiento; sólo le falta un maletero más grande.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.