Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Comparativa Kia Soul Vs. Nissan Juke

Comparativa: Kia Soul Vs. Nissan Juke

Creadores de tendencias

26.04.2011

Desde la aparición del Mini de BMW parece que tener un aspecto exterior estiloso es una condición ineludible para un utilitario. Si además ofrece ciertas prestaciones todocamino y detalles de equipamiento atractivos, entonces se puede decir que el modelo en cuestión está a la última. En estas condiciones hay dos modelos que definen y hacen honor a esta tendencia: el Nissan Juke y el Kia Soul. Esta comparativa hace referencia a sus versiones diésel.

Hace apenas diez años los automóviles procedentes de Corea se consideraban modelos baratos, monótonos y faltos de carácter. Sin embargo, hace tiempo que las casas coreanas como Kia lograron alcanzar el nivel de la clase superior, cosechando grandes éxitos con modelos modernos y de buena presencia. Hoy en día, uno puede aparcar tranquilamente su Kia delante de la puerta de casa sin tener que avergonzarse por poseer uno.

En este sentido, los japoneses intentan contrarrestar una competencia coreana cada vez más potente con diseños aún más llamativos. Esto es lo que ocurre con el Juke. Cuando el Kia Soul llegó a los concesionarios alemanes a principios de 2009, éste se consideró toda una novedad gracias a su estética atractiva. Y ahora, al lado del nuevo Juke con su diseño más refinado y unas proporciones más atrevidas, el Soul vuelve a resultar de nuevo aburrido, conservador y algo tosco.

Galería: Comparativa Kia Soul Vs. Nissan JukeUn atractivo caprichoso

En lo que sí están de acuerdo todos nuestros redactores es que, en términos estéticos, el Juke goza de una mayor capacidad para impresionar. Algunos ejemplos son sus pasos de rueda redondos y ensanchados, su sólida zaga tipo coupé, las manetas escondidas de las puertas traseras, los grupos ópticos traseros en forma de boomerang inspirados en el 370Z o el frontal similar al del Murano. En comparación con el Soul, la amplia lista de detalles del Juke lo convierte en toda una sensación sobre ruedas. Sin embargo, los hay que piensan que este pequeño todocamino tiene un aspecto algo caprichoso. Llegados a este punto no podemos por menos que dar de nuevo la enhorabuena al director de diseño de Nissan Atsushi Maeda por mostrar tanta valentía.

El interior de nuestro Nissan Juke de prueba también se aleja en todos los sentidos de la monotonía. Los apliques lacados en la misma pintura que la carrocería situados sobre la consola central orgánica de formas redondeadas y los llamativos toques cromados le confieren un aspecto elegante, a pesar de que en el habitáculo de tintes deportivos reina en gran medida el plástico duro. Los asientos en piel más o menos cómodos, la pantalla multifunción a color situada en la consola central y la pantalla del sistema de navegación y entretenimiento, entre otras cosas, transmiten una cierta sensación de clase superior. No obstante, y al contrario que en el Soul, el volante enmarcado en un puesto de conducción bastante estrecho no se puede regular en profundidad.

Galería: Comparativa Kia Soul Vs. Nissan JukeUn Soul con espacio pero sin alma

En cambio, en el habitáculo del sobrio Soul se echa en falta un espíritu especial, ya que sus superficies de plástico duro algo convencionales tan sólo convencen gracias a su inmaculada funcionalidad. A pesar de todo, el Soul también se puede alegrar un poco por dentro con algún que otro toque de color. Además, la iluminación de fondo de los altavoces de las puertas laterales ofrece un espectáculo multicolor especial. De alguna forma, uno no logra quitarse de encima la sensación de que con este espectáculo de luces y color Kia ha puesto sus ojos en una clientela que pasa sus fines de semana entre la discoteca y la estación de servicio de turno.

Galería: Comparativa Kia Soul Vs. Nissan JukePor este motivo, casi sorprende el hecho de que el Kia Soul destaque sobre todo en el aspecto de la practicidad. Dispone de puertas de amplia apertura, ofrece a los ocupantes más espacio en todas direcciones y cuenta con un maletero más grande y versátil. Su compartimento de carga de 340 litros se puede ampliar hasta los 1.258 litros. En el Juke, de líneas bastante estrechas especialmente en la parte trasera (desde aquí, un elogio al diseño), el espacio para el equipaje se ve bastante reducido. Su capacidad oscila entre los 250 litros y los 830 litros.

Además, en el tema de la visibilidad, y gracias a sus ventanillas más grandes, el Soul ofrece una mejor visión, si bien en este caso los anchos montantes C molestan de igual forma que en el Juke. En el caso del Nissan, la cámara de visión trasera (a partir de la línea de equipamiento «Tekna») proporciona al conductor una mejor visibilidad de la zona posterior. Comenzando en el acabado intermedio «Vision», el Soul dispone de serie de sensores acústicos de aparcamiento y también, aunque de forma opcional, de una cámara de visión trasera cuya imagen se pueden ver en el retrovisor interior autocromático.

Buen rendimiento

Galería: Comparativa Kia Soul Vs. Nissan JukeEn lo que respecta al chasis, ambos candidatos demuestran una extrema dureza, quizá demasiado extrema. En los dos casos se ha optimizado la subestructura con la mente puesta en mejorar el comportamiento en curva a gran velocidad. Sin embargo, en este aspecto el Soul se muestra más brioso y menos delicado sobre el asfalto, transmitiendo a sus ocupantes incluso la más mínima irregularidad sobre cualquier superficie. Pese a sus neumáticos más grandes, el Juke se desplaza de forma más suave, aunque su comportamiento es también susceptible de crítica debido a su excesiva dureza.

Ambos trazan las curvas a gran velocidad con un escaso balanceo y una tendencia tardía al subviraje, lo que invita en gran medida a mantener un estilo de conducción animado, algo que no obstante no resulta necesario en su uso diario. Si bien en el caso del Soul su dirección relativamente dura dificulta un estilo de conducción espontáneo, al acelerar las ruedas motrices del Juke trasladan toda su inquietud y agitación al volante.

Galería: Comparativa Kia Soul Vs. Nissan JukeMotorizaciones diésel de poca potencia

Pese a la configuración dinámica de sus chasis, ambos candidatos se presentaron con motores diésel de potencia moderada. Un propulsor diésel de 1,5 litros, 110 CV y 240 Nm algo más cultivado impulsa al Juke de 1,3 toneladas de peso en 11,2 segundos a 100 km/h, si bien la velocidad máxima es de 175 km/h. Pese a que su peso es más o menos el mismo, el Kia equipado con un motor diésel 16 CV y 20 Nm más potente registra un tiempo de aceleración 1 décima más lento, aunque en la velocidad máxima supera al Juke en 10 km/h.

Ambas mecánicas son suficientemente rápidas y, gracias a su par motor elevado, ofrecen una excelente progresión en las aceleraciones intermedias en autopista. En el caso del Soul, estos trayectos por autopista se ven ensombrecidos por el alto nivel de ruido. En este aspecto el Juke se muestra más relajado, pese a no ser un oasis de tranquilidad.

Datos técnicos
 
Marca y modelo   Nissan Juke   Kia Soul
Versión   1.5 dCi   1.6 CRDi
Especificaciones        
Longitud/anchura/altura (mm)   4.135 / 1.765 / 1.565   4.105 / 1.785 / 1.610
Distancia entre ejes  (mm)   2.530   2.550
Diámetro de giro (m)   10,7   10,5
Peso (kg)   1.320   1.345
Volumen del maletero (l)   251 - 830   340 - 1.258
Neumáticos de serie   215/55 R 17   205/55 R 16
Motor        
Cilindrada (cc)   1.461 / 4 en línea   1.582 / R4
Potencia (cv)   110   128
Par máximo (Nm/rpm)   240 / 1.750   260 / 1.900 - 2.750
Tracción   Delantera   Delantera
Transmisión   Manual / 6 velocidades   Manual / 5 velocidades
Consumo        
Combustible   Diesel   Diesel
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km)   6,1 / 4,5 / 5,1   6,3 / 4,6 / 5,2
Emisiones CO2 (gr/km)   134 / Euro 5   137 / Euro 5
Consumo durante test (l/100km)   7,9   8,4
Características        
Aceleración 0-100 km/h (s)   11,2   11,3
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª   N.D   N.D
Capacidad depósito (l)   N.D   N.D
Velocidad máxima   175   182
Precio (sin extras)        
Euros   Desde 17.950   Desde 15.330
Equipamiento extra        
 
Más datos
Menos datos
 

El Soul dispone de un cambio de marchas de cinco velocidades, mientras que el Juke cuenta con una marcha más. Probablemente ésta sea la razón de su menor consumo de combustible. Según datos del fabricante, gracias a su consumo de 5,1 litros el Juke es un decilitro más eficiente. Sin embargo, en las pruebas realizadas con las unidades de prueba –en su mayoría trayectos por autopista a velocidades elevadas– esta diferencia aumentó considerablemente. Mientras que el Juke consumió una media de 7,9 litros, en el caso del Soul fueron 8,4 litros.

Galería: Comparativa Kia Soul Vs. Nissan JukeNinguna ganga

Lo que se puede ahorrar en combustible con el Juke hay que invertirlo en el precio de compra de la versión básica. Mientras que la versión de acceso «Diva» del Kia 1.6 CRDi con el descuento a la fecha está disponible por 15.333 euros, Nissan ha fijado el precio del Juke 1.5 dCi en 17.950 euros, teniendo en cuenta que las diferencias en los equipamientos son sólo marginales. En este sentido, ambas variantes básicas disponen de un equipamiento de seguridad casi completo acorde a los tiempos que corren, aunque no se puede decir lo mismo del equipamiento de confort.

En ambos casos se puede optar por tres líneas de acabo diferentes. En las versiones superiores la diferencia de precio se mantiene casi intacta, si bien el Juke 1.5 dCi en la versión «Tekna Sport» de 19.550 euros ofrece un equipamiento global más atractivo y disipa la ventaja de precio que ofrece la línea de equipamiento «Burner» (18.000 euros) del Soul. Así, el Juke Tekna Sport se presenta con algunos detalles especiales como un sistema de navegación sencillo pero que funciona muy bien, junto con una cámara de visión trasera, un sistema de acceso y arranque sin llave y un programador de velocidad. En principio, el regulador de velocidad, la llave inteligente y el navegador no están disponibles de fábrica para el Soul.

Conclusión

Si se tratara únicamente del carisma y del un ambiente interior elegante, entonces sin duda alguna el Juke saldría ganador de esta comparativa. Sin embargo, en este caos algunas prestaciones prácticas importantes han sido víctimas de esta línea más bonita. En el apartado de la economía de espacio, por ejemplo, el Juke pierde terreno. Sin embargo, el elegante Nissan termina por convencer gracias a sus prestaciones –en general, mejores–, su motor diésel más eficiente y a algunos detalles de su equipamiento, sin que su precio sea mucho más elevado. Y esto resulta suficiente para proclamarse, aunque de forma muy ajustada, vencedor de esta comparativa.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.