Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Comparativa Volvo V60 vs BMW 320d Touring

Comparativa: Volvo V60 vs BMW 320d Touring

Familiares sin renunciar a nada

23.01.2013

Tener un modelo familiar no significa renunciar a un cierto 'toque de deportivo', el BMW 320d Touring y el Volvo V60 D5 son los dos mejores ejemplos de ello.

BMW acaba de poner a la venta la versión familiar de su Serie 3, un modelo que busca competir, principalmente, contra las versiones equivalentes de los Audi A4 o Mercedes Clase C. Sin embargo, hay otra buena alternativa llamada Volvo V60: muy similar por concepto, sobre todo si comparamos sus acabados más deportivos. En el caso del BMW, se trata de un pack de personalización denominado Sport Line, que cuesta 1.844 eurosy sólo afecta a la estética. Por su parte, el Volvo ofrece un acabado denominado R-Design que, además, introduce cambios en el chasis -cuesta 4.000 euros más respecto al básico Kinetic-.

Por estética y por bolsillo

Galería: Comparativa Volvo V60 vs BMW 320d TouringEl 320d es muy similar a otros BMW, mientras que el Volvo resulta mucho más personal... y, también, es más difícil ver uno por la calle. El pack Sport Line del BMW incluye llantas de 17"  -las de la foto valen 949 euros-, retrovisores en negro y detalles en ese mismo tono en los paragolpes. Por su parte, en el V60 se añaden paragolpes deportivos, la calandra frontal en negro brillante y unas llantas de 18".

Sin los packs deportivos, ambos modelos cuestan casi lo mismo -y ninguno ofrece descuento oficial-: 41.579 euros el BMW y 41.667 euros el V60. Sin embargo, incluyendo los packs, el 320d llega a 43.423 euros por los 45.066 euros del V60. Con todo, el 320d es 1.643 euros más barato... pero el Volvo está más equipado, ofrece 31 CV más y su kit deportivo es más completo. Ambos superan las revisiones cada 30.000 km; la primera del BMW es bastante más barata -198 euros en vez de 397-, pero la segunda resulta un poco más cara -654 euros en lugar de 623-. En cuanto al seguro, el del Volvo es más caro: 1.582 por 1.477 euros del 320d.

Por dentro

Galería: Comparativa Volvo V60 vs BMW 320d TouringLa postura al volante del BMW es más deportiva, ya que se va más 'bajito' y más integrado en el puesto de conducción; por su parte, el asiento del Volvo es más cómodo para afrontar largos viajes. Los dos cuentan con multitud de mandos, pero los del 320d quedan más a mano y, además, el manejo del i-Drive -mando similar a un ratón de ordenador que permite manejar diferentes menús del climatizador, ajustes del vehículo...- es más intuitivo que el menú MyCar que emplea el V60.

Galería: Comparativa Volvo V60 vs BMW 320d TouringLas plazas traseras del V60 son más amplias, sobre todo por anchura; además, la forma de la banqueta permite que el pasajero central viaje con mayor comodidad que en el BMW. A cambio, el 320d ofrece más maletero: 480 l en vez de los escasos 430 l del V60. El salpicadero del BMW tiene 'mayor presencia' que el del Volvo por diseño, pero la calidad de los dos es más que notable: ambos emplean materiales blandos y agradables en las zonas más visibles, los ajustes son bastante buenos y no se aprecian ruidos de desajuste en marcha.

En marcha

Galería: Comparativa Volvo V60 vs BMW 320d TouringEl Volvo es más potente -215 CV frente a 184-, pero también pesa 247 kg más. Por eso, y aunque la respuesta del V60 resulta más contundente a bajas revoluciones, el 320d -que es más progresivo y empuja con más fuerza por encima de 3.500 rpm- es 0,2 segundos más rápido de 0 a 100 km/h y gasta 1,7 l/100 km menos. Por ruido, el motor del BMW se deja notar sobre todo al ralentí, mientras que el del Volvo lo hace cuando se acelera con fuerza.

Galería: Comparativa Volvo V60 vs BMW 320d TouringLos dos vibran más de la cuenta para tratarse de modelos premium, sobre todo en parado. El cambio automático de ocho marchas del 320d -seis en el V60- es más suave y más rápido cuando se utiliza de forma manual, pero son igual de buenos en automático. Por comportamiento, ambos resultan muy nobles y fáciles de conducir, pero el BMW es más agil -el Volvo tiende más a 'irse de morro'- y su dirección resulta más precisa; por su parte, el V60 es más cómodo en zonas bacheadas.

Conclusión

Las plazas traseras del BMW son menos amplias que las del Volvo, no es tan potente y su diseño no es tan llamativo como el del V60, pero el 320d tiene más maletero, un motor excelente por rendimiento y va mejor en carretera... por el mismo dinero.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.