Glosario Coche - AutoScout24: Alerón trasero

Alerón trasero

El alerón trasero es un elemento del automóvil que aumenta la presión de contacto en el eje trasero gracias a una superficie de ataque más grande. Los alerones traseros son necesarios a velocidades muy elevadas. A velocidades en torno a la velocidad recomendada de 130 km/h, el alerón trasero actúa más bien como freno aerodinámico, lo que tiene como resultado un aumento en el consumo de combustible.

Muchos deportivos y automóviles de gran potencia vienen equipados de serie con un alerón trasero. Esto se debe a que, a velocidades elevadas, el automóvil pierde presión descendente debido al aire que fluye por debajo del mismo, lo que genera un empuje vertical. El principio es similar al de una aeronave, dado que cuanto mayor es la velocidad, menor es la presión descendente y con ayuda de las alas la aeronave genera la fuerza ascendente necesaria. Si instaláramos unas alas en un automóvil a una determinada velocidad éste también despegaría. El alerón trasero ejerce presión sobre la zaga, eliminando así la tendencia del automóvil a levantarse. Esto resulta más evidente en los automóviles sin alerón trasero, cuando al trazar las curvas a gran velocidad la zaga se muestra muy ligera. A esto hay que sumar que la mayoría de los automóviles están equipados con un motor delantero y, por lo tanto, el peso recae sobre el eje delantero. En este sentido, la predisposición al empuje vertical aumenta considerablemente. Los automóviles con motor trasero o con una distribución de pesos más equilibrada no suelen necesitar un alerón trasero o bien son capaces de generar la presión descendente necesaria con la ayuda de unos bajos diseñados especialmente a tal efecto.

Además, el alerón trasero fue un elemento muy popular en los inicios del tuning. No obstante, en la mayoría de los automóviles se trataba de un mero objeto de decoración. Por principio, el alerón trasero empeora la aerodinámica y, por lo tanto, provoca mermas en el consumo y en la velocidad máxima. Debido al fuerte viento en contra, los modelos especialmente grandes ejercen un mayor esfuerzo sobre las sujeciones que lo mantienen unido a la parte trasera del automóvil. Por este motivo se ha de prever una fijación segura.
En este caso, la solución ideal son los alerones traseros retráctiles. Esta variante se despliega a partir de una determinada velocidad, aumentando así la presión de contacto en el rango de velocidades necesario. Por el contrario, si se conduce por debajo de esa velocidad, el vehículo puede rodar con un coeficiente de resistencia aerodinámica óptimo. Sin embargo, la solución más efectiva sigue siendo la conducción del aire por debajo del piso del automóvil que acaba en un difusor especialmente diseñado.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo