Glosario Coche - AutoScout24: Asientos calefactados

Asientos calefactados

Hoy en día, en un automóvil moderno los asientos calefactados ya casi forman parte del equipamiento estándar. Sin embargo, también es posible instalar un dispositivo de calefacción para los asientos con posterioridad a la adquisición del vehículo, algo que puede resultar muy práctico. Sobre todo en invierno resulta muy agradable cuando este dispositivo de calefacción hace que los ocupantes puedan disfrutar rápidamente de una espalda caliente. En principio, muchos asientos calefactados funcionan con 12 voltios. La mayoría de los dispositivos de calefacción que se montan posteriormente se sujetan directamente al asiento. Mediante correas de goma es posible sujetar el dispositivo de calefacción y ajustarlo directamente al asiento. De esta forma se impide que pueda escurrirse. Además, el dispositivo de calefacción para los asientos dispone de un cable que, conectado al mechero de 12 voltios, suministra la corriente necesaria.

En cualquier caso, la temperatura de los asientos calefactados siempre se puede regular, independientemente de si se trata de asientos con la calefacción ya integrada o de un dispositivo de calefacción montado con posterioridad. Muchos asientos calefactados permiten regular la potencia de la calefacción a cinco niveles diferentes. Esto suele realizarse mediante el accionamiento de una pequeña ruedecita. Por norma general, un dispositivo de calefacción montado con posterioridad también se podrá regular con este mecanismo. En la mayoría de los casos, los asientos calefactados se venden como opción extra y presentan diferentes diseños.

Muchos asientos calefactados son incluso inspeccionados por la ITV, algo que resulta siempre recomendable cuando se tiene la intención de comprar un producto que queremos que sea seguro y dure mucho tiempo. Hay que asegurarse de que los asientos calefactados o los dispositivos de calefacción de montaje posterior estén bien montados para que no surja ningún problema. La calefacción funciona mediante hilos calefactados que se encuentran dentro del relleno del asiento. Estos hilos se calientan al pasar la corriente y, de esta forma, permiten al conductor conducir con la espalda a una temperatura agradable.

Los gastos de adquisición de unos asientos calefactados oscilan mucho. En este caso merece sobre todo la pena comprar a través de Internet, ya que aquí se encontrarán los precios más atractivos. Incluso en Internet se recomienda comparar precios, ya que con esta técnica se pueden conseguir precios increíbles.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo