Glosario Coche - AutoScout24: Automóvil de desguace

Automóvil de desguace

Por lo general, el precio determina la calidad y características de un automóvil. Sin embargo, también puede existir gangas, donde la relación entre el precio y el estado del automóvil es aceptable, pero no se ajusta a la realidad. Tanto en innumerables periódicos y revistas como a través de Internet se pueden encontrar ofertas de automóviles de todo tipo. Esto también ocurre con el mercado de los automóviles de desguace.
Sin embargo, en este caso los puntos de partida de los interesados pueden ser de lo más variados. Pueden buscar un automóvil de desguace para utilizar las piezas aprovechables o puede ser que el interesado disponga de poco dinero y desee arreglar el automóvil de desguace según sus gustos y posibilidades. Los automóviles clásicos que se adquieren para su restauración no suelen entrar en la categoría de automóvil de desguace.

¿Qué es exactamente un automóvil de desguace?

El contenido de la descripción de un automóvil de desguace debe coincidir con el estado real del vehículo. Sólo si existe consenso en este sentido el vendedor no tendrá que responder ante ninguna reclamación por vicios y el comprador tampoco podrá presentar ninguna reclamación de este tipo. En este sentido, un automóvil de desguace con la tarjeta de inspección técnica (ITV) recién sellada no se puede considerar un automóvil de desguace. Resulta difícil incluir en esta categoría, por ejemplo, un automóvil que se ofrece para su desguace a un precio superior a los 10.000 euros. En estos casos, los automóviles son analizados con sumo cuidado para evitar cualquier tipo de responsabilidad jurídica.
Un automóvil de desguace debe ser reconocible como tal. Se puede tratar de un automóvil antiguo cubierto de óxido o de un automóvil sin tarjeta de inspección técnica y sin posibilidades de obtener una en ninguna estación de ITV. Puede presentar defectos técnicos graves en el motor, la caja de cambios, los ejes o el sistema eléctrico. Todos estos defectos deben quedar reflejados por escrito para que el vehículo pueda ser identificado como automóvil de desguace. De lo contrario se trata de un automóvil en mal estado con respecto al cual existe la posibilidad de reclamar derechos de garantía.

¿Merece la pena adquirir un automóvil de desguace?

Una pregunta de este tipo sólo se puede contestar teniendo en cuenta la lista de averías del automóvil. Si tan sólo ha caducado la ITV y la parte inferior del automóvil está muy oxidada, pero el nuevo comprador tiene la intención de llevar a cabo los trabajos de soldadura él mismo, entonces puede resultar económicamente rentable. Si la tarjeta de inspección técnica ha caducado hace más de un año, será necesario solicitar un nuevo permiso de circulación para el automóvil de desguace. Un nuevo permiso comporta automáticamente una inspección de los componentes por parte de una entidad autorizada. Un proceso difícil en el que muchos automóviles de desguace se quedan en el camino. Si la idea es utilizar un automóvil de desguace de una determinada marca únicamente para obtener piezas de repuesto es posible que su adquisición merezca la pena, ya que el precio de compra de un automóvil de desguace suele rondar los 100 o 500 euros aproximadamente.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo