Glosario Coche - AutoScout24: Capó

Capó

Aunque la mayoría de los conductores no piensan en él, el capó es mucho más que una mera cubierta para el motor. El capó es un elemento fundamental del automóvil para la protección contra accidentes y ruidos.

Casi todos los automóviles antiguos (de los años 80 y 90) cuentan con un capó muy pesado de chapa o incluso de chapa reforzada con acero. En caso de accidente, este tipo de capós reducía mucho los daños, pero suponía una enorme carga para el cuerpo de los ocupantes del vehículo. Debido a la escasa deformación del capó, los conductores no contaban con ninguna zona de absorción de impactos. La consecuencia de esto eran lesiones graves en la zona de la cabeza y el tórax. Y mucho peores eran, por supuesto, los accidentes con ciclistas o peatones. El golpe contra el capó era durísimo, ya que éste presentaba una enorme resistencia.

Desde la aprobación de una normativa comunitaria los automóviles modernos ya no tienen ese problema. Los capós son mucho más ligeros y cuentan con una estructura que absorbe los impactos. El aluminio ligero o el plástico desarrollan una deformabilidad ideal en caso de un choque frontal. Gracias al diseño especial de todo el frontal del automóvil se absorbe tanta energía como sea posible a través de la estructura blanda. De esta forma, los ocupantes cuentan con una zona de absorción de impactos de aproximadamente un metro. No obstante, tanto la pared del motor como el inicio del montante A están fuertemente reforzados. Al fin y al cabo es necesario crear un espacio de supervivencia suficiente. Gracias a la ausencia de bordes afilados y al material suave, los accidentes con peatones suelen resultar mucho más leves.

Aunque tras producirse un accidente lo parezca, desde el punto de vista económico los daños son los mismos que en el caso de los automóviles de estructura más dura. Independientemente de que los pliegues surgidos tras el accidente sean grandes o pequeños, el capó deberá sustituirse igualmente. Sin embargo, la imagen de devastación es muy diferente.

Por otro lado, el capó también sirve para proteger contra el ruido. En la parte interna se instalan dispositivos especiales que no permiten que los molestos ruidos y las vibraciones salgan al exterior. De esta forma los automóviles son mucho más silenciosos. Dependiendo del tipo de automóvil y de la clientela a la que vaya dirigido, los fabricantes instalan incluso una gruesa esterilla de gomaespuma ignífuga. Este tipo de esterilla es obligatoria en el caso de los vehículos diésel debido a la enorme generación de ruido. Además, en invierno hace posible un calentamiento más rápido del motor. Sin embargo, en verano el efecto es el contrario, aunque no es muy grave ya que cuenta con un sistema de ventilación inteligente.

Otro elemento importante es el gancho de sujeción. Éste se puede accionar desde el interior del vehículo y con él se abre el capó. Esta pieza es la responsable de la fuerte vibración del capó al conducir a una velocidad elevada.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo