Glosario Coche - AutoScout24: Certificado de homologación de piezas

Certificado de homologación de piezas

Un documento fundamental para la modificación de las piezas de un automóvil es el denominado certificado de homologación de piezas. Este dictamen pericial se suministra junto con aquellas piezas que tras su instalación deberán ser inspeccionadas por un perito.

En el certificado de homologación de piezas se aportan datos y requisitos precisos que permiten montar la pieza en cuestión en el automóvil de forma correcta y segura. Estos requisitos también sirven como base para un inspector de la ITV. Junto con el tipo de automóvil concreto también se indican los números de pieza correspondientes a la pieza adosada. Estos números de pieza deben aparecer también en la pieza adosada para que se pueda comprobar que la pieza que se ha montada efectivamente en el vehículo corresponde con el certificado de homologación presentado. Además, en el certificado de homologación de piezas también se ha de anotar cualquier trabajo de modificación o adaptación realizado. En el caso de las llantas de aluminio, por ejemplo, se pueden encontrar especificaciones explícitas para la ampliación del guardabarros o para cualquier cubierta adicional. Gracias a la descripción precisa y al número de pieza resulta imposible montar una pieza similar pero que no cuente con un certificado oficial o bien utilizar dicha pieza en un automóvil diferente.

Sin embargo, algunos preparadores intentan engañar a los inspectores de la ITV con números de pieza falsificados. Aunque esto ocurriera y el inspector no se diera cuenta, nadie garantiza a su propietario que estará exento de una multa posterior. La policía puede inmovilizar un vehículo que presente piezas modificadas registradas siempre que exista la sospecha de una falsificación o cuando existe un peligro para los demás usuarios de la vía pública. En caso de accidente, un perito puede comprobar los números correspondientes. En el peor de los casos, es decir, si se descubre que se ha realizado una falsificación y al mismo tiempo se establece la culpabilidad de la pieza en cuestión en el accidente, la cobertura del seguro queda automáticamente anulada. Además, también hay que contar con una denuncia por comportamiento peligroso en la vía pública y falsificación de documentos.

Por este motivo, como preparador de coches o aficionado al mundo del motor nunca se debería subestimar el valor de un certificado de homologación de piezas. Se trata de una prueba de que la pieza utilizada ha sido inspeccionada para verificar su seguridad. Es decir, sirve como garantía y ahorra muchos gastos al comprador. Las inspecciones individuales son muy caras y para el fabricante de la pieza en cuestión resulta mucho más barato expedir un certificado estandarizado para ese producto.

Otra versión del certificado de homologación de piezas es el certificado de homologación general. Este tipo de piezas se pueden montar sin necesidad de pasar primero por un perito. Basta con llevar el certificado de homologación general en el automóvil.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo