Glosario Coche - AutoScout24: Certificado de homologación

Certificado de homologación

Para que un automóvil en Alemania pueda darse de alta debidamente y pueda circular sin problemas debe disponer de un certificado de homologación. La ficha técnica del vehículo es prácticamente el certificado de homologación. En él se documentan cosas como la potencia, la velocidad máxima, el tamaño de los neumáticos, etc. El certificado de homologación deja de surtir efecto si el automóvil no cuenta con una tarjeta de inspección técnica (ITV) válida o si ha sufrido alguna modificación técnica. Cualquier modificación estructural de un vehículo requiere su correspondiente certificado.

Existen diferentes tipos de certificados que, por consiguiente, se utilizan y aplican de formas distintas. El certificado de homologación general (CHG) se adjunta a determinadas piezas que se pueden montar en el vehículo sin necesidad de realizar ninguna modificación adicional. El CHG sólo es válido para la pieza en cuestión que lleva estampado el número reflejado en el CHG y para el tipo de vehículo descrito. Por ejemplo, algunas llantas de aleación disponen de un CHG cuando corresponden con las dimensiones de serie o determinados sistemas de escape cuando también cumplen los límites de sonoridad de serie. El CHG debe llevarse siempre en el vehículo, ya que su presentación es obligatoria si se requiere. Sólo si una determinada pieza cuenta con un CHG será necesario realizar una inspección general.

Aquellas piezas que modifiquen las características del vehículo o que requieran la realización de trabajos que afecten a la seguridad, y que deban ser controlados por un perito, deberán contar con un certificado de homologación de piezas. Como ejemplo se mencionan siempre las llantas que son especialmente grandes y anchas. Para poder utilizarlas a menudo se han de realizar modificaciones en la carrocería al efecto de que las ruedas no choquen con la misma. Esto es algo que debe inspeccionar la ITV y, a continuación, dejar constancia por escrito. Esta anotación tiene un precio aproximado de 40 euros. Los aumentos de potencia también deben quedar siempre reflejados, dado que modifican la potencia y la velocidad máxima. En este caso será necesario incluso expedir una ficha técnica nueva.

El CHG y los certificados de homologación de piezas sólo son válidos para la pieza en cuestión en relación con el estado del vehículo de serie. Si antes de montar unas llantas más anchas rebajamos la altura al suelo del vehículo, esta combinación deberá ser sometida a inspección y anotarse convenientemente.
Si en un control se detecta la existencia de piezas que no cuentan con el certificado de homologación preceptivo, esto tendrá como resultado una multa de 50 euros y la retirada de tres puntos del carné. De todo esto quedará constancia en el registro central de tráfico. La policía está autorizada a inmovilizar el vehículo. En caso de accidente, la compañía aseguradora puede negarse a asumir los costes derivados del mismo.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo