Glosario Coche - AutoScout24: Cierre centralizado

Cierre centralizado

El cierre centralizado permite abrir y cerrar las puertas o tapas de un automóvil, por ejemplo, la tapa del maletero. Por norma general, esto se realiza accionado una de las cerraduras o mediante un mando a distancia.

Si la llave del automóvil está equipada con un mando a distancia por radiofrecuencia podremos abrir y cerrar el vehículo sin necesidad de estar físicamente cerca. Si el cierre centralizado se activa a través de una de las cerraduras, éste se activará o desactivará al introducir la llave de contacto y accionar el bombín de la puerta. La gran mayoría de los automóviles equipados con cierre centralizado sólo cuentan con una única cerradura. Un cierre centralizado con tecnología de infrarrojos permite su activación desde una posición cercana al automóvil y con el consiguiente contacto visual con un receptor de infrarrojos situado en el interior del vehículo. Por el contrario, el mando a distancia por radiofrecuencia hace posible una activación o desactivación del cierre centralizado desde una posición más alejada. Con el mando a distancia también es posible abrir y cerrar las ventanillas y el techo corredizo eléctrico.

Dado que el mando a distancia está equipado con pilas de botón, cada vez que se cambia la pila es necesario calibrar de nuevo el dispositivo. Normalmente, esto se lleva a cabo con la llave de contacto introducida en una determinada posición y abriendo y cerrando las puertas una única vez. El cierre centralizado también se puede manejar a través del interruptor de bloqueo de las cerraduras situado en el interior del vehículo. Para controlar el cierre centralizado tan sólo es necesario tirar o presionar de este interruptor.

Los nuevos modelos de automóviles ya no disponen de cerraduras visibles, sino que ahora están equipados con un único interruptor para el cierre centralizado. Algunos modelos se cierran automáticamente al superar una determinada velocidad. De esta forma se intenta impedir, por ejemplo, que en el momento de pararse en un semáforo se puedan abrir las puertas desde fuera, lo que podría llevar a situaciones bastante molestas. El desbloqueo tiene lugar al retirar la llave del contacto o al abrir una puerta desde el interior.

En caso de accidente, las puertas bloqueadas se abren automáticamente mediante la intervención de un sensor de choque. Por lo general, el cierre centralizado está combinado con el inmovilizador. La activación y desactivación del cierre centralizado y del inmovilizador se señaliza de forma diferente dependiendo del modelo. Puede tratarse de una señal acústica o del parpadeo de los intermitentes o los faros, aunque a menudo es una combinación de ambos.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo