Glosario Coche - AutoScout24: Diferencial (engranaje diferencial)

Diferencial (engranaje diferencial)

El término diferencial es la denominación común que se le da al término engranaje diferencial. Los engranajes diferenciales son componentes muy importantes del tren de propulsión de un automóvil. Al tomar una curva, la rueda motriz que recorre el interior de la curva describe un radio más pequeño que la rueda motriz exterior. Esto tiene como resultado que las ruedas motrices se muevan a diferentes velocidades. El engranaje diferencial es necesario para poder compensar esta diferencia de velocidad. Gracias a él, la transmisión de la fuerza se distribuye de forma uniforme entre ambas ruedas pese a sus distintos regímenes de giro. Si ambas ruedas motrices fueran propulsadas sin engranaje diferencial no sería posible trazar las curvas. La única excepción en este sentido la constituyen los automóviles con una distancia entre ruedas muy pequeña. Cuando menor sea la distancia entre las ruedas, menor será también la diferencia de velocidad entre las ruedas motrices.

Un engranaje diferencial está compuesto por la denominada caja del diferencial, donde se ubican cuatro ruedas de engranaje cónicas. Todas ellas se encuentran engranadas entre sí. Un palier hace girar la caja del diferencial. La fuerza se transmite directamente al eje secundario a través de las ruedas de engranaje cónicas interiores. El eje secundario está unido directamente a las ruedas motrices. Si al trazar una curva una rueda motriz se frena, las ruedas de engranaje cónicas internas giran sobre sí mismas compensando así la diferencia de revoluciones sin modificar el flujo de fuerza. En situaciones especiales puede ocurrir que las ruedas motrices deban propulsarse de manera uniforme. Esto suele ocurrir a menudo al conducir campo a través o sobre superficies resbaladizas. Algunos vehículos están equipados con un diferencial de bloqueo para hacer frente a este tipo de situaciones. Se trata de un engranaje diferencial normal que el conductor puede dejar sin efecto de forma temporal. Los automóviles modernos también cuentan con diferenciales autoblocantes. Estos sistemas controlan de forma permanente el régimen de giro de las ruedas motrices. Si la electrónica detecta una diferencia de revoluciones grande, entonces el diferencial se bloquea automáticamente.

Los vehículos con tracción integral están equipados con un diferencial longitudinal. Éste distribuye la fuerza de propulsión entre el eje delantero y el eje trasero. El conductor también tiene la posibilidad de bloquear el diferencial longitudinal. De esta forma, la fuerza de propulsión se transmite a las cuatro ruedas motrices por igual, lo que permite avanzar por los terrenos más intransitables.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo