Glosario Coche - AutoScout24: Dirección asistida

Dirección asistida

La invención de la dirección asistida y su propagación en el mundo automovilístico constituyen un importante hito en lo que respecta al confort y al manejo de un vehículo, si bien la invención como tal data de mucho tiempo atrás.

Un importante asistente: la dirección asistida

La función de una dirección asistida es intensificar hidráulicamente los movimientos direccionales y transmitirlos a las barras de acoplamiento. Aunque la función de una ayuda hidráulica a la dirección es igual en todos los automóviles, existen dos tipos básicos de dirección asistida: la accionada mecánicamente y la accionada eléctricamente.

En lo que respecta a la dirección asistida accionada mecánicamente la bomba se pone en funcionamiento mediante una correa estriada plana. Ésta funciona, por lo tanto, sólo con el motor encendido. La dirección asistida accionada eléctricamente constituye una mejora en la que la propia bomba eléctrica es la que genera la presión. La ventaja es que esta variante también permite realizar movimientos direccionales con el motor apagado, ya que tan sólo es necesario tener el contacto puesto.

El sistema de dirección hidráulico está compuesto por una bomba, sus correspondientes conductos y manguitos hidráulicos y una válvula, el denominado mecanismo de dirección. El mecanismo de dirección está unido al husillo de dirección mecánicamente o mediante sensores. Los movimientos direccionales o los impulsos son trasladados por la válvula de control principal del mecanismo de dirección hacia la derecha o hacia la izquierda, comprimiendo los dos cilindros hidráulicos que son los que ejecutan el verdadero movimiento direccional. Estos cilindros hidráulicos actúan sobre las barras de acoplamiento. Como medio de transmisión de la fuerza actúa un fluido hidráulico especial. En la mayoría de los casos se trata de DEXRON I o II.

A pesar de que, en principio, una dirección asistida presenta una construcción bastante compleja, casi nunca se producen averías. Lo único que puede resultar problemático son las fugas en la zona de los cilindros hidráulicos cuando estos superan una determinada medida. Un control regular del nivel de llenado del depósito del fluido hidráulico ayuda a detectar a tiempo cualquier posible problema. Los trabajos en la dirección sólo deberían realizarlos técnicos especializados, dado que un desplazamiento de las barras de acoplamiento podría tener un efecto negativo en el comportamiento en circulación.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo