Glosario Coche - AutoScout24: Emisiones de CO2

Emisiones de CO2

El dióxido de carbono (CO2) se enmarca dentro de los gases de efecto invernadero y, hoy por hoy, se considera uno de los responsables del calentamiento global y del cambio climático. El CO2 se mantiene como un manto encima de la superficie terrestre impidiendo así la emisión de calor al espacio. Por un lado, esta capa de CO2 permite el paso de los rayos del sol de onda larga que nosotros percibimos como calor. Por otro lado, el CO2 absorbe y refleja la radiación de la tierra en la región infrarroja.

Cada ser humano y cada animal producen dióxido de carbono, el cual se suele emitir a la atmósfera al espirar. Las plantas, a su vez, convierten este dióxido de carbono en oxígeno a través de la fotosíntesis. Hasta cierto punto, se trata de un ciclo natural y saludable. Con la revolución industrial el hombre comenzó a quemar petróleo y carbón. De esta forma, hoy en día se expulsa a la atmósfera una cantidad de dióxido de carbono que las plantas tardarían millones de años en retener. Por lo tanto, el hombre genera un excedente de CO2 con las consecuencias descritas anteriormente. Una parte importante de responsabilidad en esta evolución corresponde a los automóviles.

En julio de 2009 finalmente las asociaciones medioambientales lograron imponer sus exigencias y en Alemania el impuesto aplicable a los automóviles nuevos pasó de ser una carga impositiva limitada exclusivamente a la cilindrada a un impuesto basado en la emisión de gases nocivos. Desde entonces, un automóvil tributa según el volumen real de sus emisiones de gases de escape. En principio, todos los propietarios de automóviles pagan un impuesto básico dependiente de la cilindrada. Los propietarios de vehículos de gasolina abonan 2 euros por cada 100 centímetros cúbicos de cilindrada. En el caso de un motor diésel esta cifra se eleva hasta los 9,50 euros. A esto cabe añadir un importe de 2 euros por cada gramo de CO2 que supere el límite de exención de 120 g/km. Este límite de exención se reducirá paulatinamente hasta los 95 g/km de CO2 antes de 2014.

Las emisiones de gases nocivos relevantes para carga impositiva no dependen tanto del comportamiento en marcha, sino que se calculan en función de complicados ensayos de marcha. Los propietarios pueden obtener esta cifra de los datos técnicos (manual de funcionamiento) del automóvil. Además, todos los concesionarios deben incluir en los carteles de los precios el consumo de combustible y las emisiones de CO2. Con esta normativa se pretende animar a todos los compradores a fijar su atención en los vehículos más eficientes. Del mismo modo, también se pretende presionar al sector automovilístico para que fabrique automóviles con un consumo más reducido y para que invierta en el desarrollo de formas de propulsión alternativas.
 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo