Glosario Coche - AutoScout24: Escape deportivo

Escape deportivo

Para muchos conductores, el hecho de conducir su automóvil es una cuestión emocional. El sonido de los automóviles deportivos de mucha cilindrada y potencia se hace notar. Lamentablemente, la mayoría de los automóviles de fabricación en serie tienen un sonido muy suave o una acústica que no se puede considerar deportiva. La solución a este problema es la instalación de un escape deportivo. A la hora de elegir el escape deportivo existen diferencias tanto técnicas como de calidad.

Los sistemas de escape deportivos que, aunque modifican el sonido de serie de un vehículo, lo mantienen al mismo nivel suelen contar con un certificado de homologación general y pueden montarse en el automóvil en cuestión sin necesidad de inspeccionar ni modificar nada. El escape deportivo con certificado de homologación general incluye únicamente la cola de escape y el tubo de escape. Si no tenemos suficiente con este sonido tendremos que cambiar el silenciador previo. Éste es el responsable de la intensidad del sonido. Dependiendo del tipo de vehículo y del diámetro del tubo también hay silenciadores previos con certificado de homologación general. Sin embargo, si aumenta el diámetro de tubo también lo hará el sonido — y además considerablemente —, por lo que será necesaria una inspección por parte de un experto. Si los componentes se suministran con un certificado de homologación, su inspección se puede realizar sin problemas en la ITV o en cualquier otra estación de inspección. Las inspecciones individuales de las variantes extremas pueden resultar muy caras. Justo después de su montaje, la mayoría de los escapes deportivos todavía suenan muy comedidos. Tras recorrer algunos kilómetros, y una vez que el material se ha calentado bien, el sistema despliega todo su espectro sonoro.

Con un escape deportivo no sólo se puede modificar el sonido, si no que, en condiciones óptimas, es decir, con un diámetro de tubo superior, también se puede incrementar la potencia. Esto es posible gracias a la escasa contrapresión de escape en el lado de salida del motor. De forma simplificada se puede decir que los gases de escape pueden fluir de forma más rápida y sin resistencia. El resultado se sitúa en torno al 3-5%.

En cuanto a la calidad, los mejores sistemas de escape deportivos son los fabricados en acero fino. Si está bien tratado, este material se considera «irrompible». El acero fino no tiene problemas de corrosión o decoloración. Los sistemas más económicos están fabricados en acero normal y tienen una vida útil similar a los sistemas de escape montados de serie. Los sistemas especialmente baratos suelen estar fabricados con planchas muy finas y tienden a desarrollar muy pronto corrosión.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo