Glosario Coche - AutoScout24: Faros

Faros

Los faros son un componente fundamental del automóvil que, junto con su función técnica, también desempeñan un papel importante para la estética del vehículo.

Los faros, montados en la parte delantera del automóvil, permiten ver en la oscuridad y durante el día mejoran la visibilidad. Los faros contienen, además de la luz de cruce, la luz de carretera y la luz de posición. Dependiendo del tipo de automóvil, los intermitentes también pueden estar incluidos en el grupo óptico. Los automóviles modernos del segmento superior cuentan, además, con un sistema de luz de conducción diurna conformado por multitud de LED de bajo consumo. En otros vehículos pertenecientes a las generaciones más modernas, la luz de conducción diurna se regula a través de la luz de cruce, la luz de posición o de una luz de conducción diurna independiente.

La luz de conducción diurna es también una característica de diseño que es capaz de atraer todas las miradas al automóvil. Por lo tanto, está claro que los faros desempeñan un papel fundamental en el aspecto global de un automóvil. Con unos faros de diseño llamativo el vehículo puede tener un aire agresivo o elegante. Los faros también resultan determinantes en lo que respecta al impacto visual que causa el frontal de un coche al ser observado desde el retrovisor del vehículo que circula por delante. Por los motivos ya mencionados, el cambio de los grupos ópticos montados de serie es uno de los principales negocios de los preparadores de coches. Con los modelos especiales (no de serie) se puede mejorar notablemente el aspecto exterior de un vehículo y con la tecnología de xenón o LED se puede incrementar aún más su prestigio.

Los faros modernos son de plástico por motivos de seguridad para los peatones. Este material se deforma mejor y reduce el peligro de lesiones. Debido a la estructura de los automóviles modernos, el cambio de una bombilla se hace cada vez más complicado. Si bien la ley sobre el tráfico rodado exige que cada conductor pueda llevar a cabo un cambio de las bombillas de los grupos ópticos, en la práctica esta obligación no suele ser viable. Para poder realizar dicho cambio se necesita mucho tacto, así como ciertos conocimientos técnicos. Tras el cambio de la bombilla, el faro ha de regularse de nuevo para conseguir un rendimiento luminoso óptimo y para no deslumbrar a los automóviles que se desplazan en sentido contrario. Dado que los faros asumen una parte de responsabilidad en lo que respecta a la seguridad, estos sólo se pueden sustituir por modelos homologados. Un cambio de los mismos sin la autorización correspondiente puede tener como resultado la pérdida de validez del certificado de homologación. En caso de lluvia, un deslumbramiento del tráfico en contra puede provocar situaciones muy peligrosas.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo