Glosario Coche - AutoScout24: Frenos

Frenos

Los frenos son un componente indispensable de un automóvil y, además, son determinantes para la seguridad. Los automóviles más modernos disponen de un sistema de frenos de doble circuito, así como de frenos de disco. El sistema de frenos de doble circuito está estructurado de tal manera que los cuatro frenos no se abastezcan del mismo circuito. La idea es que, en caso de avería, no se pierda toda la potencia de frenado. Un mismo circuito controla un freno delantero y un freno trasero. El control no se realiza a través de un cable de accionamiento, sino mediante un sistema hidráulico. El sistema de frenos se rellena con un líquido de frenos especial que no absorbe el agua, se calienta con mucha dificultad y no se evapora.

Al accionar el pedal del freno se transmite una presión a los frenos. Esto no tiene lugar en la proporción 1:1, ya que de lo contrario el automóvil sería mucho más difícil de frenar. El servofreno fija la presión de frenado deseada que se calcula en una unidad emisora. Existe una manera sencilla de comprobar si el servofreno está intacto. Antes de arrancar el vehículo se pisa el pedal del freno y tras arrancar el motor éste debe ceder un poco.

La presión de frenado actúa sobre el líquido de freno que, a su vez, traslada la presión sin ningún tipo de pérdida a los pistones del freno. Los pistones están montados sobre la pinza del freno en la rueda y presionan el forro del freno fuera de la pinza. A su vez, el forro se apoya y ejerce presión contra el disco de freno que se frena por fricción.

Por el contrario, el freno de mano funciona de forma mecánica o eléctrica. Su fuerza es suficiente como para impedir que el vehículo salga rodando o se ponga en marcha cuando se encuentra en una zona inclinada. Sin embargo, el freno de mano no se puede utilizar como sustituto del freno convencional, dado que la fuerza de frenado trasladada es demasiado escasa y el freno sólo actúa sobre el eje trasero. En un automóvil, debido a la física y a la distribución del peso la fuerza de frenado principal se crea en el eje delantero. La distribución es aproximadamente la siguiente: 80% en el eje delantero y 20% en el eje trasero. Por este motivo, los discos de freno del eje trasero son algo más pequeños que los del eje delantero.

Para lograr un funcionamiento seguro del automóvil es absolutamente necesario que los frenos estén intactos. Cada dos años se debería cambiar el líquido de frenos, dado que con el paso del tiempo el sistema absorbe algo de aire y el líquido envejece. El forro del freno se cambia dependiendo del esfuerzo y del estilo de conducción. Muchos forros de freno cuentan con un indicador de desgaste que avisa justo a tiempo para cambiar el forro. De media, los discos de freno aguantan el doble de tiempo que los forros de freno.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo