Glosario Coche - AutoScout24: IG: inspección general

IG: inspección general

La inspección general, abreviado IG, es un procedimiento obligatorio en Alemania para cualquier propietario de un vehículo. En lenguaje coloquial, la inspección general también se denomina ITV. Esto se debe a que la inspección general la lleva a cabo la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Dado que en Alemania la ITV (TÜV, por sus siglas en alemán) es una sociedad privada, existen otras asociaciones como Dekra, GTÜ y KÜS que también están homologadas para llevar a cabo una inspección general.

En 2010 se suprimió la diferenciación entre inspección general y control de emisiones. La inspección general sólo se realiza ya en combinación con el control de emisiones, por lo que los distintivos que antes se colocaban en la matrícula delantera han desaparecido. Si han transcurrido más de dos años desde la última inspección general, entonces el certificado de homologación del vehículo habrá caducado. En un control, la policía puede inmovilizar el vehículo. En los distintivos correspondientes a la inspección general aparece indicada la fecha de vencimiento. En caso de accidente la compañía de seguros también puede rechazar hacerse cargo de los gastos, dado que la cobertura de los seguros sólo es de aplicación si el automóvil se encuentra en buen estado.

Durante una IG el automóvil es revisado por un perito. En este sentido, se comprueban los faros, los frenos, los dispositivos de señalización, el sistema de escape, los pasos de rueda, la estanqueidad, así como el correcto montaje de todas las piezas. Si el automóvil está equipado con accesorios, por ejemplo, productos de tuning, se han de presentar los correspondientes certificados. Además, el perito también comprueba los indicadores luminosos del automóvil. Un indicador que no se apague correctamente es testigo de una avería grave. En el caso de los automóviles nuevos, el control de emisiones se realiza a través de la interfaz de diagnóstico. Si los gases se encuentran dentro de los límites normalizados, el automóvil podrá circular sin problemas durante los dos años siguientes. Si no se supera la IG, será necesario realizar una segunda inspección que acarreará gastos adicionales. Cualquier defecto evidente deberá subsanarse de forma inmediata. En Alemania, la primera ITV para los coches nuevos es a los tres años. Después de haber realizado la primera, las siguientes se llevarán a cabo cada dos años.
Aunque esta inspección cueste dinero, desde la introducción de este procedimiento estricto las cifras de accidentes provocados por automóviles defectuosos han disminuido considerablemente.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo