Glosario Coche - AutoScout24: Inmovilizador

Inmovilizador

La función del inmovilizador de un automóvil es prevenir una puesta en marcha no autorizada del mismo. El inmovilizador puede ser mecánico, aunque en la actualidad se suelen utilizar y se prefieren los inmovilizadores electrónicos.

Sin embargo, no sólo existen los inmovilizadores voluntarios, sino también los involuntarios. El inmovilizador involuntario es la versión menos popular, dado que, por lo general, siempre entra en funcionamiento sin el consentimiento del propietario del automóvil. Por ejemplo, las autoridades públicas suelen utilizar esta herramienta de presión para cobrar las deudas pendientes de los infractores de tráfico. La inmovilización se lleva a cabo con guardaválvulas o mordazas. No obstante, los guardaválvulas no se han llegado a consolidar en el mercado, dado que al conducir a velocidad muy baja no pueden desempeñar su función, que es permitir la salida del aire de los neumáticos. Las mordazas son más eficaces, puesto que en este caso resulta imposible poner en coche en marcha. Los cepos para las ruedas también logran el efecto del inmovilizador.

El inmovilizador mecánico voluntario puede adoptar la forma de una mordaza para el volante o de un sistema de bloqueo para el cambio de marchas. La mordaza se sujeta al volante y se cierra con un candado impidiendo que pueda girar. Otros modelos unen el volante con uno de los pedales mediante una barra de acero e impiden no sólo la movilidad del volante, sino también el accionamiento del pedal al que va sujeta la barra. El sistema de bloqueo del cambio de marchas impide, mediante una conexión a la consola central y a la carrocería, cualquier movimiento del mismo.

En los automóviles con cambio automático también se puede impedir de esta forma el uso del cambio de marchas. Por ley, todos los automóviles matriculados desde 1998 deben estar equipados con un inmovilizador electrónico. Las aseguradoras también insisten en equipar los vehículos con este dispositivo. Si el automóvil no está equipado con un inmovilizador electrónico, en caso de accidente esto puede tener como resultado una reducción de la indemnización por daños abonada por la aseguradora.

El inmovilizador electrónico se activa al retirar la llave del contacto. Por el contrario, la puesta en marcha del motor lo desactiva. Un chip integrado en la llave de contacto está provisto de un código digital a través del cual el propietario del automóvil se identifica como usuario autorizado. Los inmovilizadores de nueva generación no sólo impiden un arranque no autorizado del motor, sino que se integran de forma más profunda en la electrónica del automóvil y hacen posible la recuperación de un vehículo robado con la ayuda del GPS y el GSM.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo