Glosario Coche - AutoScout24: Llantas

Llantas

Además del aspecto estético, las llantas tienen una enorme importancia técnica para un automóvil.
Para la mayoría de los conductores, una llanta es sólo un elemento de diseño. Éstas han de ser lo más grandes y anchas posible para que el vehículo tenga un aspecto marcadamente deportivo. Esto resulta comprensible ya que con muy poco esfuerzo las llantas son capaces de modificar en gran medida el aspecto general del automóvil. Por otro lado, las llantas afectan al comportamiento en marcha del vehículo. Cuanto más grande y ancha sea una llanta, más pesada será. Este exceso de peso se multiplica por cuatro en el cubo de la rueda debido a las fuerzas giratorias. En consecuencia, una llanta de cinco kilogramos de peso pesa veinte kilos o más cuando está en marcha. Esto constituye un exceso de peso de ochenta kilos para el automóvil. Esto le resta dinámica y capacidad de aceleración. En cambio, una llanta ancha con un neumático ancho ofrece una elevada estabilidad en curva, lo que desemboca en velocidades más elevadas a la hora de tomarla.

A la hora de cambiar las llantas hay que asegurarse de que el perímetro de la rueda sea idéntico al de la llanta de serie. De lo contrario, su homologación por la ITV resultará difícil y será necesaria una adaptación del tacómetro. Para mantener el perímetro se puede reducir la altura del neumático. Éste suele ser de todas formas el objetivo de la mayoría de las personas que cambian las llantas y el único inconveniente es una pequeña pérdida de comodidad al rodar.

Si las llantas no corresponden con el estándar de serie, éstas deberán ser inspeccionadas y homologadas por la ITV. Algunos modelos se venden con un certificado de homologación general que no precisa homologación alguna. Durante la inspección se comprueba si al amortiguar la rueda choca contra la carrocería o si roza al rodar.

La mayoría de las llantas están fabricadas en acero. Gracias a la estabilidad del material se reduce la cantidad necesaria para su fabricación y, por lo tanto, se logra un peso más bajo. No obstante, el diseño de la llanta está limitado a las características del material. Por el contrario, las llantas de aluminio disfrutan de una mayor libertad para su diseño. No obstante, al tratarse de un material más blando es necesario utilizar más cantidad. Esto hace que las llantas de aluminio no resulten necesariamente más ligeras que las llantas de acero. En cambio, absorben mejor los choques gracias a que el material es más blando. Un material especialmente ligero y estable es el magnesio. Muchos coches de carreras y automóviles para deportes de alto rendimiento confían en este tipo de material.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo