Glosario Coche - AutoScout24: Motor de gasolina

Motor de gasolina

El motor de gasolina, también denominado motor de explosión de ciclo Otto, es un motor de combustión interna que recibe su nombre de su inventor, el ingeniero alemán Nikolaus Otto. Dado que este motor necesita gasolina para su combustión, en lenguaje coloquial se le suele denominar simplemente motor de gasolina. Desde su invención en 1876 ha estado sometido a una evolución constante, si bien el principio de la propulsión por pistones alternativos con ignición mediante chispa se ha mantenido intacto. Los motores de gasolina pueden ser de dos tiempos y de cuatro tiempos.

El funcionamiento del motor de gasolina de cuatro tiempos se basa en la combustión de una mezcla de aire y combustible. En el tiempo de aspiración se aspira aire del exterior y se mezcla con gasolina en el carburador. Una vez que la cámara de combustión del cilindro se ha llenado con la mezcla de aire y combustible, en el tiempo de compresión ésta se comprime alcanzando una relación de compresión media de 8:1. Poco antes de que el pistón alcance su posición máxima, el denominado punto muerto superior, la mezcla se inflama mediante una chispa de la bujía. Durante la combustión se genera una enorme presión de combustión que empuja el pistón hacia abajo. En esta fase es donde se produce el verdadero trabajo del motor, por lo que este tiempo se denomina también tiempo de trabajo. Con el posterior movimiento descendente del pistón los gases de escape son impulsados a través de la válvula de salida en dirección al escape. Justo después del tiempo de escape comienza el ciclo de nuevo.

En principio, los motores de gasolina de dos tiempos funcionan igual que los motores de cuatro tiempos. La diferencia reside en que el motor de dos tiempos no tiene válvulas. El cilindro tan sólo tiene un orificio para la admisión y otro para el escape. Los tiempos de admisión y trabajo se han unido, al igual que los tiempos de compresión y escape. De esta forma, con cada giro del motor se produce un ciclo de trabajo. La ventaja reside principalmente en que un motor de dos tiempos puede prescindir de toda la distribución por válvulas. Esto hace que los motores de dos tiempos sean muy compactos y especialmente aptos para la propulsión de pequeños aparatos como cortacéspedes o escúteres.
Los motores de gasolina más recientes ya no poseen un carburador. La mezcla de aire y combustible se prepara mediante una inyección electrónica. La inyección electrónica es mucho más efectiva y reduce el consumo de combustible. Pero aún más eficiente es la inyección directa de gasolina. En este caso, la gasolina se inyecta directamente a la cámara de combustión a través de una tobera de inyección, lo que aumenta enormemente el rendimiento de la combustión.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo