Glosario Coche - AutoScout24: Motor

Motor

Existen dos tipos de motores de combustión, el motor de gasolina y el motor diésel. El funcionamiento de ambos motores es casi idéntico. Se trata de motores de pistones alternativos que desarrollan su trabajo a través de la combustión de una mezcla de aire y combustible. Se diferencia únicamente en el tipo de combustión.

El motor de gasolina

En el caso del motor de gasolina, la mezcla de aire y combustible se prepara en un carburador o en un sistema de inyección electrónico. Mediante el movimiento ascendente del pistón en el tiempo de admisión dentro del cilindro se genera una presión. De esta forma, la mezcla fluye a través de la válvula de admisión hacia el interior de la cámara de combustión del cilindro. En el siguiente tiempo de trabajo del motor, el pistón se desplaza en sentido ascendente y comprime la mezcla de aire y combustible en una proporción que suele ser de 8:1. Poco antes de que el pistón alcance su punto máximo, el punto muerto superior, la mezcla se inflama mediante una chispa de la bujía. Debido a la elevada presión de combustión que se genera dentro del cilindro, en el tercer tiempo el pistón es impulsado de nuevo en sentido descendente. A través de la biela la fuerza generada es trasladada directamente al cigüeñal donde se convierte en movimiento rotativo. Dado que en esta fase es donde se produce el verdadero trabajo del motor, este tiempo se denomina también tiempo de trabajo. En el cuarto tiempo el gas de escape es impulsado por medio del movimiento ascendente del pistón a través de la válvula de salida en dirección al escape.

El motor diésel

En el caso del motor diésel, en el tiempo de aspiración sólo se aspira aire. En el segundo tiempo, el denominado tiempo de compresión, se comprime el aire aspirado. Normalmente, en los motores diésel la relación de compresión suele ser de 22:1. Debido a esta enorme compresión, el aire se calienta mucho, pudiéndose alcanzar incluso temperaturas de hasta 600º C. Justo antes de que el pistón llegue al punto muerto superior, a través de una tobera de inyección se inyecta el gasóleo en la cámara de combustión donde se encuentra el aire caliente. De esta forma la mezcla de aire-gasóleo se inflama, induciendo así el tiempo de trabajo. El combustible se inyecta en la cámara de combustión a una presión muy elevada de entre 200 y 3.000 bares, dependiendo del modelo del motor. De esta forma se consigue una buena mezcla.

Los motores diésel más antiguos cuentan con una precámara de inyección. En este caso, el combustible no se inyecta directamente en la cámara de combustión, sino en una pequeña cámara de turbulencias situada encima de la cámara de combustión. De esta manera el combustible se mezcla mejor con el aire.

Los motores de inyección directa necesitan una presión mucho más alta para lograr una combustión más limpia. Por este motivo, los motores diésel modernos cuenta con un sistema de bomba-inyector o un sistema de inyección common rail. En el caso del sistema de bomba-inyector, cada tobera de inyección cuenta con una bomba de inyección independiente. Esto permite a estos sistemas trabajar con presiones de inyección de entre 2.500 y 3.000 bares. En el caso de la inyección common rail, en la parte superior de la culata se encuentra situado un depósito en el que se almacena el combustible de forma permanente a una presión elevada. La inyección tiene lugar a través de los inyectores, los cuales se controlan electrónicamente. De esta manera se puede regular con total precisión tanto el momento de la inyección como la cantidad inyectada.

Otras categorías de motores Independientemente de si se trata de un motor de gasolina o de un motor diésel, los motores se diferencian también según la disposición de los cilindros. En este sentido existen motores en línea en los que todos los cilindros están dispuestos en una línea. Además, también existen motores en V. En este caso, los motores cuentan con dos bancadas de cilindros dispuestas en forma de V. De esta forma, el motor no es tan largo y se puede acoplar mejor al vano motor. Esta ventaja tiene sentido en motores de más de seis cilindros. Algo más raros son los motores en W. Estos están compuestos por tres bancadas de cilindros dispuestos entre sí en un determinado ángulo.

Un caso especial, y tampoco muy extendido, es el motor de pistones rotativos, también llamado motor Wankel. En un motor Wankel el pistón tiene un forma triangular redondeada. El pistón gira dentro de una carcasa en forma de ocho tocando en todo momento la pared de la misma. Debido a su geometría, en la ranura de admisión se genera una presión negativa que permite que la mezcla de aire y combustible penetre en el interior. En el siguiente giro la mezcla se comprime y se inflama con la ayuda de una bujía.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo