Glosario Coche - AutoScout24: Neumáticos de verano

Neumáticos de verano

Si lo que queremos es conducir con nuestro automóvil de forma segura, cuando llegue el verano tendremos que montar un juego de neumáticos de verano. Existe una norma que dice que su uso está restringido a los meses de mayo a octubre. Sin embargo, debido a que el tiempo puede sufrir grandes oscilaciones, el sentido común dicta que los neumáticos de verano no se deberían montar hasta que el riesgo de nieve o hielo sea prácticamente nulo. Debido a una combinación de superficie de rodadura completamente diferente y al diseño distinto de sus perfiles, los neumáticos de verano se ajustan a la perfección a las condiciones climáticas de esta época del año. A la mezcla de cauchos de un neumático de verano se le añade menos caucho natural que a los neumáticos de invierno. Por este motivo, si las temperaturas descienden estos se endurecen muy rápido y dejan de ofrecer las condiciones necesarias. A temperaturas elevadas los neumáticos mantienen su dureza y no se vuelven blandos y porosos, dado que están fabricados con una combinación de caucho muy dura. Sobre mojado, los neumáticos de verano son muy superiores a los neumáticos de invierto gracias a su comportamiento en la frenada y a su excelente evacuación del agua. La evacuación del agua es muy importante, especialmente en situaciones en los que puede llegar a producirse una situación de «aquaplanning». Sobre todo a velocidades elevadas el neumático debería poder evacuar la máxima cantidad de agua posible. Además, también presentan una menor resistencia a la rodadura. Esto resulta determinante para lograr un nivel de ruido bajo y un menor consumo por parte del automóvil.

Los neumáticos de verano han tenido una evolución continua y se diferencian claramente entre sí debido a sus características. Si queremos ir sobre seguro, antes de realizar cualquier compra deberíamos informarnos en cualquier organismo de ensayos reconocido acerca de las características de los neumáticos. Cada fabricante de neumáticos utiliza su propia combinación de gomas. Se desaconseja la compra de neumáticos baratos, ya que se desgastan rápidamente y presentan malas cualidades de comportamiento en frenada y manipulación. A partir de una profundidad mínima de perfil de 1,6 mm o de una antigüedad de 10 años los neumáticos de verano deberían dejar de utilizarse. Los neumáticos de verano se reconocen por su estructura de perfil gruesa y cerrada y por sus acanaladuras horizontales.

Los neumáticos de verano de alta tecnología destinados a los automóviles más potentes hacen posible una conducción a más de 360 km/h incluso a altas temperaturas (véase también, neumáticos anchos). En este caso, el aspecto más importante es la disipación del calor. Esto se consigue mediante acanaladuras de ventilación situadas en la zona interior y mediante acanaladuras más anchas. Además, su perfil es algo más estrecho en comparación con los neumáticos de verano convencionales.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo