Glosario Coche - AutoScout24: Pintura - pintura para automóviles

Pintura - pintura para automóviles

La pintura es el elemento que le otorga al automóvil el aspecto que realmente debe tener. Con los colores adecuados se pueden cumplir distintos requisitos. Las pinturas apagadas con tonos pálidos tienen un aspecto noble y puro, mientras que las pinturas puras como el negro, el blanco, el naranja o incluso el amarillo resultan más agresivas. Los colores plata, gris y negro son los tonos de pintura más vistos en las carreteras.

Con todo, la pintura de un automóvil es más que una mera característica de diseño. La pintura protege la chapa de la corrosión. Son necesarias varias capas de pintura para que, en caso de que se produzcan pequeños arañazos o impactos de piedras, sea posible garantizar la máxima protección.

Además, la pintura del automóvil sirve para absorber los rayos UV que calientan el habitáculo. Los demás requisitos hay que buscarlos en la seguridad vial, ya que la pintura debe servir para que el tráfico en contra distinga más fácilmente el automóvil y, además, no debe provocar ningún reflejo o reflexión de la luz. Otro argumento es que la superficie lisa cubre todas las soldaduras y remaches. De esta forma se favorece la aerodinámica del automóvil.
Para que estos requisitos se cumplan en todo momento resulta importante cuidar la pintura del automóvil. Una limpieza regular elimina las partículas de suciedad y reduce la propensión a sufrir arañazos. Las partículas pequeñas actúan como papel de lija sobre la pintura.

La pintura del automóvil debería ser sometida al menos dos veces al año a un tratamiento con cera. Además de que la pintura brilla más, la cera logra que las inclemencias climáticas no afecten tanto a la pintura. Aumenta la protección contra los rayos UV y, gracias al efecto película, la suciedad no se queda pegada. Los excrementos de pájaro, una verdadera pesadilla para la pintura, ya no resultan tan agresivos. Sin embargo, y pese a contar con este tratamiento de cera, estos deberían eliminarse lo más rápido posible. La cera evita la degradación de la pintura derivada de los efectos del clima, tales como el sol o la sal que se echa en las carreteras cuando nieva, etc.

Hasta el año 2000, las pinturas se fabricaban con bases disolventes y se aplicaban sobre los automóviles siguiendo procedimientos normalizados. Tanto la fabricación de las pinturas como su aplicación traían consigo olores y vapores que resultaron ser peligros para el medio ambiente y para los pintores. Por este motivo hoy en día sólo se utilizan pinturas con base acuosa. Esta pintura es más fina y, por lo tanto, más ligera. Sin embargo, a la hora de pintar un automóvil son necesarias más capas. En comparación directa con las pinturas a base de disolventes, las pinturas acuosas no son tan robustas y resistentes. Sin embargo, los conductores de automóviles antiguos pueden estar tranquilos, ya que los talleres de pintura pueden continuar eliminando los daños sufridos en la pintura con pintura original.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo