Glosario Coche - AutoScout24: Pintura metalizada

Pintura metalizada

Desde los años 60 el sector automovilístico utiliza las denominadas pinturas de efecto metálico o pinturas metalizadas. No obstante, su aplicación opcional en los vehículos de fabricación en serie no se produjo hasta que la industria se doblegó ante los deseos de los compradores y comenzó a ofrecer las pinturas metalizadas en forma de extra asequible.

La pintura metalizada se aplica en varias capas, dado que la capa de pintura con los pigmentos metalizados presentaría una superficie vulnerable y mate sin la pintura transparente protectora que se aplica encima. Las partículas metalizadas de la capa de color fueron las que dieron el nombre a la pintura. Éstas se componen en su mayoría de pequeñas láminas de aluminio – rara vez de latón – y se aplican en cámaras de seguridad libres de polvo pulverizándolas sobre el automóvil. El pintor debe asegurarse de que las partículas están distribuidas de manera uniforme en la pintura de color, puesto que la gravitación natural tiene como resultado la sedimentación del color metálico dentro de los recipientes. Las partículas metálicas más pesadas se hunden en la pintura líquida hasta quedar depositadas en el fondo del recipiente. Por este motivo, en los talleres de pintura se suelen utilizar aparatos de pulverización que funcionan por gravedad y en los que los depósitos de pintura están situados encima de la tobera del color. En este sentido, los aparatos de pulverización por aspiración parecen menos adecuados. En los botes aerosoles las bolas de mezcla son indispensables, pero para los aficionados resulta sumamente complicado lograr un aspecto uniforme en la pintura del automóvil.

En los años 70 llegaron al mercado las denominadas pinturas de efecto metalizado que contenían laminitas metálicas algo más grandes y perfectamente visibles a simple vista que reflejaban de forma sorprendente la luz. Para poder trabajar con ellas las pistolas debían estar equipadas con toberas especiales. Estas pinturas metalizadas más «gruesas» también se denominaban pinturas cristalinas. Sin embargo, la capa de color más gruesa limitaba su uso sobre todo a vehículos de nieve y motocicletas.

Un tipo especial de pintura metalizada, las denominadas pinturas nacaradas, reflejan la luz según el ángulo de visión transformando los colores. Éstas llegaron al mercado en los años 80 y se utilizaron sobre todo en los vehículos más costosos y exóticos.

Todas las pinturas metalizadas tienen una capa protectora de pintura transparente que aumenta la resistencia de los pigmentos de color a los rayos UV y hace que la pintura brille. La pintura protectora transparente evita la abrasión y hace que la pintura metalizada sea fácil de mantener. En la zona frontal del vehículo, a la pintura protectora se le suele añadir en fábrica aditivos elásticos que reducen la fragilidad de la pintura y minimizan los daños provocados en la misma por impactos de piedras sufridos durante la marcha.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo