Glosario Coche - AutoScout24: Radiador

Radiador

Para que los automóviles funcionen sin problemas están equipados con radiadores. Si no fuera así, el motor se recalentaría en pocos minutos y sufriría una avería grave.

El radiador es, por lo tanto, un elemento importante sin el que un automóvil no podría funcionar. Al arrancar el vehículo en frío el circuito de refrigeración también se pone en funcionamiento. Al principio – con el motor frío – se pone en marcha un circuito de refrigeración más pequeño, con poca agua, para refrigerar el motor. Tan pronto como este circuito de refrigeración pequeño alcanza una temperatura de entre 80 y 90º C entra en juego el termostato. Éste cambia mecánicamente a un circuito de refrigeración más grande. De esta forma, el agua más fría se calienta lentamente y el circuito grande refrigera el aceite del motor.

Del radiador salen y entran diferentes manguitos encargados de transportar agua, los denominados manguitos del radiador. Debido a que estos manguitos están fabricados con caucho y tejido, con el tiempo puede ocurrir que se vuelvan porosos y se agrieten o que sus extremos se hinchen y dejen de ser herméticos. Esto se suele notar en que debajo del automóvil se forman charcos de agua o que la temperatura del agua aumenta de forma rápida de un momento a otro. Si este aumento de temperatura tiene lugar durante la marcha, lo mejor que se puede hacer es analizar con cuidado el porqué. No obstante, con el motor caliente no es recomendable abrir inmediatamente la tapa de la tobera de llenado del radiador situada en el vano motor, ya que en ese momento saldrá despedida una bocanada de vapor a alta temperatura.

Otra causa de la falta de hermeticidad puede ser el propio radiador, dado que éste suele estar fabricado en aluminio y, con el tiempo, se puede oxidar y puede dejar de ser hermético. Si el óxido ya ha corroído alguna de las aletas del radiador, por lo general la única solución es la sustitución del radiador, puesto que de lo contrario en algún momento se detectarán pérdidas de agua. No obstante, por norma general un radiador suele aguantar muchos años antes de que sea víctima de la corrosión. En invierno hay que asegurarse de añadir suficiente anticongelante al agua del radiador, puesto que con las bajas temperaturas ésta podría congelarse.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo