Glosario Coche - AutoScout24: Sistema de alarma para el automóvil

Sistema de alarma para el automóvil

En la República Federal de Alemania se roban aproximadamente 67.000 automóviles al año. Si tenemos en cuenta que más de la mitad de ellos nunca se recupera, la instalación de un sistema de alarma parece bastante apropiado. Esta inversión merece la pena sobre todo en el caso de los automóviles nuevos o de los clásicos que han sido restaurados. Además, las aseguradoras de automóviles ven con buenos ojos que un vehículo tenga la protección adicional de una alarma y esto lo tienen en cuenta en forma de unas cuotas más bajas.

Los requisitos que se le imponen a un sistema de alarma son tan diferentes como los dispositivos que se comercializan hoy en día para la protección de los vehículos. La versión estándar de un sistema de alarma ofrece, junto con los interruptores de contacto montados de serie en el capó y en las puertas, un sistema de aviso a través del claxon o de los intermitentes de emergencia. La función del inmovilizador es proteger al vehículo contra un arranque no autorizado del motor.

Alarmas: mucho más que el simple sonido del claxon

Sin embargo, un buen sistema de alarma para el automóvil puede disponer de muchas más funciones. El disparo de la alarma por medio de un transmisor manual o la activación o desactivación de la función de alarma se encuentran dentro del ámbito funcional de un sistema de alarma, al igual que la indicación del estado a través de diodos luminosos. La generación más reciente de sistemas de alarma para automóviles dispone de una función de alarma telefónica con posibilidad de localización. El módulo de la alarma integrado en el automóvil informa al propietario mediante una consulta remota acerca de cualquier movimiento no permitido de su vehículo. El módulo GSM transmite la información a través de un servicio radiotelefónico móvil. Este módulo realiza una llamada a un número de teléfono almacenado por el propietario o envía un SMS con la información correspondiente. Con ayuda del mismo GPS que se utiliza en los sistemas de navegación es posible determinar la posición del vehículo y, en caso de robo, establecer un perfil de movimiento del mismo a través de Internet.

Otra opción para proteger el automóvil contra un posible robo es el avisador de inclinación. En el momento de abandonar el vehículo éste registra la posición exacta y reacciona tan pronto como la posición del automóvil cambia. Esto dispara inmediatamente una alarma. La reconexión automática de un sistema de alarma impide una desactivación por equivocación. Tras la desactivación de la función de control, la reconexión automática exige la apertura de las puertas o del maletero. Si esto no ocurre, la alarma se conecta de nuevo. La instalación de un sistema de alarma en un automóvil resulta bastante sencilla y, con un consumo mínimo de energía, ofrece una protección óptima del vehículo ante una posible sustracción del mismo.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo