Glosario Coche - AutoScout24: Sonda lambda

Sonda lambda

Para garantizar la efectividad de un catalizador es necesario comprobar de forma permanente su funcionamiento en marcha. Debido al creciente número de requisitos para el cumplimiento de una normativa sobre gases de escape cada vez más estricta, la mayoría de los automóviles modernos están equipados con catalizadores regulados.

Las complicadas oxidaciones y reducciones catalíticas que tienen lugar en el interior del catalizador imponen unos requisitos muy estrictos para la mezcla de gases de escape que debe mantenerse siempre igual. Para lograr este objetivo, la composición de la mezcla de combustible o, mejor dicho, la cantidad de combustible inyectado debe poder regularse de forma dinámica. Esta regulación la lleva a cabo la unidad de control del motor.

Para obtener los datos relativos al estado real del catalizador, la unidad de control del motor está unida a él a través de un cable eléctrico y una sonda. Esta sonda se denomina sonda lambda. Dependiendo del tipo de automóvil se pueden utilizar sistemas de regulación con una o con dos sondas lambda.

La sonda de regulación se encuentra situada a la entrada del catalizador y la sonda de diagnóstico a la salida. Tanto la sonda de regulación como la de diagnóstico facilitan a la unidad de control del motor los datos necesarios para poder realizar el ajuste de la mezcla de combustible.

Existen distintas variantes de sondas lambda. Independientemente de su diseño técnico y del principio de regulación, la función de la sonda lambda es calcular el porcentaje de oxígeno residual en el flujo de gases de escape. Para ello, la sonda compara el contenido de oxígeno de los gases de escape con el contenido de oxígeno del aire del entorno y, a partir de esa diferencia, genera una tensión de regulación. Finalmente, la unidad de control del motor analiza esta tensión de regulación. Según la proporción de oxígeno en los gases de escape también cambiará la tensión generada por la sonda lambda.

En este sentido, lo que se supervisa es la denominada proporción estequiométrica. En esa proporción, las reacciones dentro del catalizador se encuentran en un estado de equilibrio. Las reacciones catalíticas producen una mezcla de gases de escape demasiado rica.

Dado que la sonda lambda sólo funciona en un determinado rango de temperaturas, ésta dispone de un elemento calefactor adicional. Sin un elemento calefactor de este tipo la regulación activa de la mezcla de combustible comenzaría con retraso, ya que primero la sonda tendría que alcanzar su temperatura de funcionamiento con ayuda de los gases de escape. Esto sería un problema grave en trayectos cortos.

Desde el punto de vista eléctrico, la sonda lambda cuenta con un potencial independiente de la masa del automóvil que puede ser aprovechado por la unidad de control del motor. De esta forma, mediante corrientes de inducción se evita que se generen tensiones parásitas y la tensión de regulación se ajusta de forma limpia a la entrada de la unidad de control.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo