Glosario Coche - AutoScout24: TDI

TDI

Muchos automóviles de la casa Volkswagen muestran orgullosos en su zaga, junto con la cilindrada, la abreviatura «TDI». Esta abreviatura hace referencia al término «Turbocharged Direct Injection» y describe el funcionamiento básico de la tecnología de motor utilizada en este tipo de automóviles. Dado que los motores TDI son básicamente motores diésel, a menudo se considera erróneamente que la letra «D» de la abreviatura TDI hace referencia al combustible diésel. Los motores diésel TDI funcionan siempre mediante la turbocompresión ejercida por un turbocompresor de gases de escape destinado a aumentar la potencia en combinación con una moderna tecnología de inyección directa. El grupo Volkswagen decidió hace tiempo patentar la denominación TDI y, hoy en día, utiliza este tipo de motores con gran éxito en todas sus filiales. De esta forma, los automóviles diésel de Seat, Skoda y, por supuesto, también de Audi se equipan habitualmente con motores TDI procedentes de las cadenas de montaje de VW.

Los motores TDI no son ninguna novedad

La idea de que la tecnología TDI en los motores diésel es una invención moderna sólo es correcta hasta cierto punto, ya que el origen de la inyección directa del gasóleo se remonta realmente a la primera mitad del siglo pasado. En los numerosos propulsores diésel de esa época – sobre todo en los de los grandes camiones y los motores de los barcos –, la inyección directa del gasóleo fue y sigue siendo una excelente solución técnica. Únicamente en el ámbito de los propulsores diésel de cilindrada más pequeña, como los que podemos encontrar en los automóviles, el desarrollo de una regulación del motor convincente constituyó durante mucho tiempo un evidente obstáculo técnico. La actual regulación completamente electrónica fue la que allanó el camino para que los motores diésel pudieran disfrutar de la tecnología de la inyección directa. Volkswagen ha sido siempre una empresa pionera en el ámbito de los motores diésel modernos y hoy en día continúa manteniendo esta posición en el mercado.

La tecnología detrás los motores TDI

Una característica especial de los motores TDI es la total ausencia de dos componentes: la precámara y la cámara de turbulencias. En los motores diésel convencionales en estas cámaras se comprimía el combustible y, posteriormente, se pulverizaba para garantizar una combustión óptima en ciclos posteriores. Gracias a la inyección directa del combustible en la cámara de combustión, y a una menor superficie de la misma, el rendimiento de los motores TDI aumenta considerablemente y hace que los automóviles TDI resulten muy eficientes, con consumos de combustible bajos pese a contar siempre con la tecnología de turbocompresión. No obstante, también en este caso existe un inconveniente: el elevado nivel de ruido que suelen generar los motores diésel en comparación con los motores diésel convencionales de potencia similar.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo