Glosario Coche - AutoScout24: TLCE: Techo levadizo-corredizo eléctrico de cristal

TLCE: Techo levadizo-corredizo eléctrico de cristal

Desde la introducción de los sistemas de aire acondicionado que cubren todo el habitáculo del automóvil los techos levadizo-corredizos eléctricos de cristal (abreviado, TLCE) se han convertido en objetos poco habituales que no se suelen ver con frecuencia. Sin embargo, existen suficientes adeptos que no tienen la intención de prescindir de un techo corredizo de cristal. La combinación de techo corredizo y aire acondicionado también es muy popular, ya que con temperaturas muy altas o para trayectos largos por autopista siempre resulta mejor el aire acondicionado. En cambio, si conducimos a una velocidad normal por carreteras convencionales y a una temperatura media, resulta mucho más agradable sentir la brisa en la cara.

La técnica que hace esto posible es relativamente sencilla y fácil de comprender. Un motor eléctrico nos permite elevar o abrir por completo el techo levadizo-corredizo eléctrico de cristal. De ahí su nombre. Al elevarlo se crea una pequeña ranura de ventilación que se levanta como una cuña. Gracias a esta opción de apertura, los ruidos y las variaciones de temperatura se mantienen dentro de unos límites aceptables. En cambio, la entrada de aire hacia el interior es más reducida. Al abrir el techo completamente, el cristal baja ligeramente y desaparece entre la chapa del techo y el revestimiento interior del mismo. Al abrir el techo corredizo se eleva un pequeño alerón en la parte delantera. Éste minimiza los remolinos de aire que se producen dentro del habitáculo.

Dependiendo del fabricante, el techo levadizo-corredizo eléctrico de cristal se controla mediante distintas posiciones del interruptor. En este sentido, el interruptor se puede pulsar, tirar o girar. Sin embargo, esto no sólo depende del fabricante, sino también del espacio disponible a tal efecto.

En principio, en la era del aire acondicionado un techo corredizo se puede considerar un complemento de lujo, ya que, dependiendo del tamaño del mismo, es posible tener la sensación de estar sentado en un descapotable. Los sistemas más complicados están divididos, por ejemplo, en dos mitades y según sea necesario se pueden abrir completamente desde la parte delantera hasta la parte trasera. Algunos modelos cuentan incluso con módulos solares que garantizan el suministro de corriente a bordo incluso con el coche parado.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo