Glosario Coche - AutoScout24: Tracción trasera - propulsión del eje trasero

Tracción trasera - propulsión del eje trasero

La tracción trasera no es lo mismo que la propulsión del eje trasero. Se trata de dos conceptos de propulsión completamente diferentes.

En el caso de la tracción trasera, la unidad motriz completa se encuentra situada directamente encima del eje trasero. Es decir, el motor, la caja de cambios y el engranaje diferencial se encuentran dispuestos en un espacio sumamente pequeño. Esto tiene la gran ventaja de que sobre el eje trasero descansa mucho peso. De esta forma aumenta considerablemente la tracción, lo que, a su vez, resulta muy ventajoso para conseguir una buena aceleración y un mejor ajuste en la trazada. Otra ventaja reside en que el motor se encuentra situado bastante lejos del conductor, con lo que el nivel de ruido procedente del mismo se reduce de forma perceptible. Además, un automóvil con tracción trasera puede prescindir del a menudo molesto túnel de transmisión. No obstante, la tracción trasera también presenta un inconveniente. Dado que el maletero de este tipo de vehículos se encuentra situado en la parte delantera, éste suele ser muy pequeño. Esto se debe principalmente a que las aletas de las ruedas delanteras ocupan una gran parte del espacio del maletero. Éstas deben dejar a las ruedas delanteras suficiente espacio para el ángulo de giro. Hoy en día, los automóviles con tracción trasera prácticamente sólo se utilizan en el deporte del motor. En este ámbito es donde mejor pueden desarrollar sus virtudes.

Para los automóviles de calle se suele utilizar casi siempre la propulsión del eje trasero. En los automóviles con propulsión del eje trasero por norma general el motor está situado en la parte delantera. La caja de cambios también suele estar ubicada en la zona frontal del vehículo. La transmisión de la fuerza a las ruedas traseras se lleva a cabo mediante un árbol de transmisión. Debido al enorme peso del motor sobre el eje delantero, este concepto de propulsión reduce considerablemente los subvirajes en curvas estrechas. Esto contribuye en gran medida a aumentar la seguridad en marcha. Otra ventaja de la propulsión del eje trasero es que el maletero situado en la parte trasera del vehículo puede ser mucho más grande. Un inconveniente de los automóviles con propulsión del eje trasero puede ser la escasa tracción, dado que la parte trasera del vehículo no cuenta con peso suficiente. Esto suele ser especialmente inoportuno en invierno. Por este motivo, en invierno muchos conductores que conducen automóviles con propulsión del eje trasero cargan el maletero con objetos pesados como, por ejemplo, bloques de hormigón.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo