Glosario Coche - AutoScout24: Vehículo de garaje

Vehículo de garaje

En el caso de los automóviles de segunda mano, un vehículo de garaje es un automóvil que cuando no ha sido utilizado ha estado aparcado una plaza de aparcamiento dentro de un garaje. Los vehículos de garaje tienen la ventaja que, mientras no están en funcionamiento, no sufren oscilaciones de temperatura demasiado elevadas y tampoco están expuestos a las inclemencias climáticas. Esto resulta especialmente beneficioso para el estado de la pintura y de todas las piezas expuestas a un cierto nivel de desgaste debido a las diferencias de temperatura, la humedad y la radiación solar, tales como piezas de caucho y plástico, aunque también piezas metálicas como los componentes cromados, las bandas decorativas y similares. Sobre todo las piezas de caucho envejecen con mayor rapidez si las oscilaciones de temperatura son elevadas. Éstas se endurecen o se vuelven porosas, lo que afecta negativamente a su funcionalidad e incluso puede llegar a hacer necesaria la sustitución de las mismas. En cambio, las piezas de plástico se ven más afectadas por la radiación solar. Éstas pierden flexibilidad, cambian de tonalidad cromática y desarrollan un color grisáceo. Esto también puede afectar negativamente a su funcionalidad y hacer necesaria su sustitución.

La generación de agua de condensación en el bloque motor – que también puede provocar grandes daños en el motor – es mucho menos frecuente en el caso de los vehículos de garaje, dado que las diferencias de temperatura no son tan pronunciadas y, por lo tanto, la generación de agua de condensación es mucho más improbable.

Otra gran ventaja de los vehículos de garaje frente a aquellos que se aparcan por la noche en la calle es el hecho de que están en gran medida protegidos de los daños provocados por las mordeduras de roedores, al menos si el garaje está completamente cerrado. De esta forma nos evitamos las sorpresas desagradables que puedan traer consigo las mordeduras de los roedores en las piezas de caucho y también en los cables eléctricos del vano motor. Estos daños no se suelen detectar en el momento de la compra de un vehículo, pero pueden tener consecuencias muy costosas a largo plazo debido a la entrada de humedad y a la corrosión.

En el ámbito de los seguros de automóviles se utiliza otra acepción del concepto de vehículo de garaje, ya que muchas aseguradoras ofrecen descuentos si se puede probar que el automóvil se va estar aparcado dentro de un garaje. En este caso, la denominación «vehículo de garaje» constituye una característica determinante para la clasificación del vehículo en sistema de tarifas de la aseguradora.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo