Glosario Coche - AutoScout24: Volante de dirección

Volante de dirección

El volante de dirección es, lógicamente, uno de los elementos más importantes de un automóvil. A lo largo de los años los volantes se han visto sometidos a una evolución permanente. Ya fuera un volante de uno, dos, tres o cuatro radios, cada modificación traía consigo multitud de innovaciones técnicas.

Si bien antiguamente los automóviles más económicos venían equipados con un volante de dos radios, ahora gracias a los airbags integrados casi todos los vehículos cuentan con volantes multirradio. Los volantes se componen de un anillo exterior cuyos radios están unidos a la pieza central, el cubo del volante, que, a su vez, está sujeto a la columna de la dirección.

Aparte de la bocina, los volantes multifunción están equipados con otros botones de función. De esta forma, a través del volante se pueden manejar, por ejemplo, el programador de velocidad o el ordenador de a bordo. La radio también se puede controlar a través de los botones de función montados en el volante, por ejemplo, se puede subir o bajar el volumen.

Para mejorar su estética, muchos fabricantes incorporan el logotipo de su marca en la parte central del volante. El diámetro del volante se ajusta al tamaño del vehículo. Los automóviles deportivos utilizan volantes con un diámetro más pequeño, dado que en este caso con movimientos de dirección pequeños se pueden realizar cambios de sentido más rápidos. En el caso de los automóviles más grandes se recurre a volantes de dirección de mayor tamaño con la intención de que al cambiar de sentido no se produzca ningún balanceo provocado por unas fuerzas de dirección más marcadas.

A lo largo de los años los volantes de dirección han sido objeto de importantes cambios en lo que respecta al tema de la seguridad. El plástico duro utilizado hasta hace algunos años para la fabricación de los volantes ha sido sustituido ahora por materiales revestidos de caucho o piel debido al enorme riesgo que existía de que las manos se resbalaran de la superficie de agarre. Unas hendiduras adicionales practicadas en los volantes ofrecen un mejor agarre y aumentan la seguridad a la hora de conducir. La mayoría de los volantes se pueden ajustar de forma relativamente fácil en distintas direcciones, de forma que es posible conseguir la posición más cómoda y segura en función del tamaño corporal del conductor.

 

Términos

A
B
C
D
E
F
G
H-J
K
L
M
N
O-Q
R
S
T
U-V
W-X
Y-Z
 
Buscar
Marca
Modelo