sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 28.05.2009

ww2.autoscout24.es?article=122834

Comparativa: Mitsubishi Colt Vs. Suzuki Splash

Eurofighter

Aunque sean modelos de marcas japonesas, tanto el Splash como el Colt son europeos: fabricados en Hungría y Holanda, luchan por los favores de los compradores en el reñido mercado europeo de los utilitarios. El Suzuki, completamente remodelado en 2008, sigue una estrategia diferente a la del Mitsubishi, ya veterano pero recientemente retocado. En común tienen las cinco puertas, motores de gasolina de casi 100 CV y un precio básico de unos 13.000€.

El Splash es un pequeño utilitario urbano de estética fresca, moderna y alegre. Con sólo 3,70 metros de longitud, su silueta con grandes faros recuerda a una interpretación de vía estrecha del Mercedes Clase A. El alto arco del techo y los voladizos extremadamente cortos hacen que los pasajeros tengan la impresión de ir montados en un trono, en el asiento de atrás sentados prácticamente sobre el eje trasero.

La estética del Colt, con su morro de avión caza, no acaba de convencer. Si bien esta nueva delantera le confiere una presencia más agresiva, no acaba de encajar con el aspecto discreto del resto del vehículo. El Colt es, en realidad, un modelo de tipo monovolumen normal y poco llamativo de la clase del Polo.

Interior alegre en el Splash

En el habitáculo, Colt también ha renunciado a las extravagancias. La abundancia de plástico duro en diversos tornos de negro y gris resulta poco atractiva. En el interior del Splash también abunda el plástico duro, pero dispuesto de una forma más dinámica y moderna y combinado con una funcionalidad impecable.

El Suzuki sorprende, dadas sus dimensiones, por su espacioso interior. Destacan el cómodo acceso y el amplio espacio existente para la cabeza y las rodillas tanto en los asientos delanteros como en los traseros. Por el contrario, los asientos con ligero contorno lateral y la tirante tapicería no resultan muy cómodos, pudiendo provocar alguna que otra contractura en trayectos largos.

Cómodo Colt

Los asientos del Colt son más bajos, mullidos y confortables. Si bien el espacio para la cabeza es algo menor, es más que suficiente para pasajeros adultos. Bastante mayor es el espacio existente para las rodillas, tanto delante como detrás. Con esta amplitud, el Colt es, pese a sus modestos 3,94 metros de longitud, un automóvil más adulto que el Splash.

También su maletero de 220 litros supera en 40 litros al del Suzuki. Al ampliar la capacidad del maletero, sin embargo, ambos modelos quedan igualados con algo más de un metro cúbico. Una de las ventajas principales del Colt es su bajo umbral de carga. Por su parte, en el Suzuki, la banqueta del asiento trasero también se baja al abatir los respaldos. En el Colt, antes de abatir el respaldo, hay que desplazar no sin cierta complicación la superficie del asiento hacia delante.

Rebelde

Bajo el capó del Suzuki se oculta un motor de cuatro cilindros de sonido robusto y rebelde. Los 86 CV de este motor de gasolina al que le gusta ir alto de revoluciones resultan bastante temperamentales gracias, entre otros, a la corta configuración de las marchas. Los doce segundos que en teoría necesita el Suzuki para realizar el sprint hasta los 100 km/h se cumplieron en nuestra prueba. El motor del Colt, 9 CV más potente, es igual de dinámico pero sus valores de conducción no lograron convencernos durante la prueba. A pesar de su mayor potencia, para el sprint necesitó el mismo tiempo que el Splash y no consiguió superar la velocidad máxima de éste, de casi 180 km/h.  

El Suzuki resulta ágil no sólo por su motor. La caja de cambio con cinco marchas cortas, la agradable precisión de la dirección y el chasis firme gustarán a los conductores más deportivos, si bien el chasis reacciona con cierta brusquedad ante juntas de dilatación o desniveles pronunciados. En trayectos largos, sería deseable una suspensión más confortable. Por otro lado, el Splash supera las curvas rápidas con gran viveza a pesar de su evidente inclinación lateral. En un trazado de curvas rápidas, el conductor puede prever en todo momento la reacción del vehículo. El ESP desactivable impide a este modelo rebelde salirse de su trayectoria.

Emisiones acústicas

También en el Colt, el ESP siempre activado mantiene a los conductores demasiado osados en su carril. Debido a la suspensión bastante más suave, el Mitsubishi resulta más versátil pero menos directo. Su chasis está indudablemente más orientado al confort, lo que aporta a este modelo una mayor comodidad para trayectos largos por autopistas. A este confort de conducción se añade un nivel de ruido sorprendentemente bajo. Incluso a la máxima velocidad, ni el motor ni el viento en contra llegan a resultar molestos.

Si lo comparamos con el Splash, éste último es toda una decepción acústica. Junto al pitido urgente del intermitente, resulta bastante desagradable el sonido metálico de la radio, que a altas velocidades apenas se oye por culpa del ruido del motor y del viento. Por ello, en el Splash resulta más agradable conducir a menor velocidad y de paso ahorrar combustible, si bien su consumo no es muy alto. Incluso en etapas a gran velocidad, el motor de cuatro cilindros no necesitó más de nueve litros, mientras que a una velocidad más moderada el consumo fue de 6,5 litros, superando en un litro la optimista estimación del fabricante. El Colt consumió durante la prueba sólo un poco más que el Splash.

Datos técnicos
 
Marca y modelo   Mitsubishi Colt 1.3   Suzuki Splash 1.2
Acabado   Intense   GLS
Especificaciones        
Longitud/anchura/altura (mm)   3.940/ 1.695 / 1.550   3.715/ 1.680 / 1.590
Distancia entre ejes  (mm)   2.500   2.360
Diámetro de giro (m)   10,8   9,4
Peso (kg)   1.045   1.065
Volumen del maletero (l)   220   178
Neumáticos   185 /55 15”   185 /60 15”
Motor        
Cilindrada (cc)   1.332 / 4 en línea   1.242 / 4 en línea
Potencia (cv)   95   86
Par máximo (Nm/rpm)   125/ 4.000   114/ 4.000
Tracción   Delantera   Delantera
Transmisión   Manual, 5 velocidades   Manual, 5 velocidades
Consumo        
Combustible   Gasolina   Gasolina
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km)   6   5,5
Emisiones CO2 (gr/km)   143   131
Consumo durante test (l/100km)   7   6,5
Características        
Aceleración 0-100 km/h (s)   11,1   12,3
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª   12,3   12,5
Capacidad depósito (l)   N.D.   N.D.
Velocidad máxima   180   175
Precio (sin extras)        
Euros   14.200   12.570
Equipamiento extra        
 
Más datos
Menos datos
 

Conclusión

Desde el punto de vista estético, gana el Splash. El Suzuki es un torbellino que garantiza un alto grado de diversión al volante, sin dejar por ello de ser un vehículo práctico para el día a día. En este último aspecto, el Colt no se queda atrás, al contrario: el Mitsubishi ofrece una conducción más confortable y un interior más espacioso, lo que justifica su precio ligeramente mayor.

Traducción: María Dolores Lozano