sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 20.12.2012

ww2.autoscout24.es?article=328850

Presentación: Revisión de la Clase E de Mercedes

Una mirada diferente

Normalmente, las revisiones que hace la casa Mercedes suelen ser bastante discretas. Sin embargo, con la generación de la Clase E presentada en la primavera de 2009 los diseñadores se han ensañado más de lo habitual, por lo que el modelo más importante de todos los de la casa cuenta ahora con una apariencia extraordinariamente diferente. Unos propulsores más eficientes, nuevos detalles de confort y nuevos sistemas de asistencia completan las medidas aplicadas en esta revisión.

De entre toda la cartera de productos del fabricante Mercedes-Benz la Clase E era la última de su estilo, ya que era la única que aún llevaba los grupos ópticos cuádruples que la casa ha ido retirando paulatinamente de toda la gama de modelos.  Estos componentes se han unido ahora bajo el cristal de una única unidad óptica tras la cual la Clase E sigue exhibiendo cuatro lámparas bien distinguidas. Además, opcionalmente también se pueden adquirir por primera vez faros con tecnología completamente LED. Una luz de conducción diurna también de tipo LED crea una llamativa gráfica nocturna, que ya no parece una solución para salir del paso como en el caso de su predecesor.

Las ópticas enmarcan una nueva parrilla que los clientes pueden encargar en dos versiones diferentes. Para la línea de equipamiento Elegance la parrilla de aspecto tridimensional presenta tres en lugar de cuatro travesaños y en una posición centrada destaca la clásica estrella sobre el capó. De forma alternativa, para la línea de equipamiento Avantgarde hay disponible una parrilla de estilo más deportivo que lleva incorporada en su zona central una estrella de Mercedes de grandes dimensiones sujeta por dos de los travesaños. Junto con un capó modificado y un escultural faldón delantero que parece querer levantarse en su parte inferior y que lleva incorporadas tres grandes entradas de aire la apariencia del Clase E resulta más dinámica que nunca.

Notables resultan también las mejoras estéticas de sus flancos. La tan criticada, y a menudo injuriada, línea de cadera ha sido sustituida por una nueva línea característica que transcurre desde la puerta trasera hasta el faro posterior por debajo de la línea de hombro. De esta forma el Clase E parece más alargado que nunca, aunque también le otorga una singularidad especialmente característica. En cambio, las adaptaciones realizadas en la zaga del Clase E resultan bastante discretas.

Cuadro de instrumentos de tintes deportivos

En el interior la casa Mercedes también ha realizado algunas modificaciones. Lo que más llama la atención es el nuevo cuadro de instrumentos que, en lugar de los cinco relojes que presentaba antes, ahora cuenta únicamente con tres en forma de tubo. Por este motivo el reloj analógico ya no se encuentra situado detrás del volante, sino en una posición centrada en la consola central y, además, su aspecto ahora es más el de una joya. La enorme pantalla a color de la consola central también se presenta ahora más elegante y con un marco brillante que parece convertirla en una moderna pantalla plana.

La casa alemana también ha mejorado considerablemente la nueva Clase E con nuevos sistemas de asistencia y ampliaciones funcionales de sistemas ya existentes que próximamente también entrarán a formar parte del equipamiento de la nueva Clase S y de los cuales hemos tenido la oportunidad de probar algunos en el simulador:

Nuevo biturbo

En el caso de los motores también se han producido ciertos cambios.  Como novedades tenemos los gasolina básicos que en lugar de 1,8 litros ahora disponen de más de dos litros de cilindrada, con una potencia y unas propiedades de conducción ligeramente superiores y que gracias a un amplio paquete tecnológico ahora consumen bastante menos. De esta forma, en el caso del E 250 el consumo se reduce de 6,8 litros a 5,8 litros a los 100 km.

Los gasolina V6 y V8 se mantienen prácticamente sin cambios, aunque un nuevo motor más eficiente es el V6 biturbo o E 400 que desarrolla una potencia de 333 CV y un par motor de 480 Nm, lo que le permite firmar un tiempo de aceleración de 5,9 segundos. En este caso el consumo no parece superar los 7,5 litros.

Menor consumo

El apartado de los diésel ha sufrido relativamente pocas variaciones. Sin embargo, a igualdad de prestaciones todos los propulsores han logrado reducir sus niveles de consumo en algunos decilitros, de forma que ahora se sitúan entre los 4,7 y los 6,4 litros. Algunos de los componentes responsables de esta reducción en el consumo son la nueva dirección electromecánica, así como una caja automática de siete velocidades perfeccionada. La variante de propulsión más eficiente de la Clase E es el 300 BlueTec Hybrid que gracias a la combinación de un diésel de cuatro cilindros y un motor eléctrico ofrece unas excelentes prestaciones y registra un consumo de 4,1 litros a los 100 km.

Cabe mencionar que la nueva Clase E hará su aparición estelar a mediados de enero de 2013 con motivo del Salón del Automóvil de Detroit. Seguramente en ese momento la casa también dará a conocer los precios que parece que aumentarán solo ligeramente en comparación con los de la Clase E actual. En la actualidad, el modelo básico –el E 200 CDI– tiene un precio de adquisición de 40.000 euros.