sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 11.12.2014

ww2.autoscout24.es?article=443063

Presentación: Mercedes-Maybach Clase S 600

Lujo al máximo

¿Recuerdas el resurgimiento de Maybach y su posterior desaparición? La historia de Maybach está repleta de altibajos y visto que las anteriores fórmulas no dieron sus frutos, como una línea de vehículos exclusiva, Mercedes la rescata como una terminación exclusiva asociada a su buque insignia, el Clase S. Como puedes ver en las imágenes, en el habitáculo se utilizan materiales de primerísima calidad y los asientos posteriores cuentan con climatización y masaje, además de que los pasajeros están conectados a internet.

¿Te has dado cuenta de que “Algo está pasando en Mercedes”? Puede resultar un tanto tópico comenzar el artículo que estás leyendo, pero es que es que el eslogan de los anuncios nos viene al caso. Más allá de la evolución estética que han sufrido todos los modelos de la marca de la estrella, responsable directa de que se ha reducido la edad media de sus clientes (algo que buscaban desde hace tiempo), lo cierto es que Mercedes está imparable. Mes a mes aumenta las ventas en todos los países europeos y no paran de sorprendernos con nuevos lanzamientos, como el de rescatar del olvido a Maybach, la división premium de Daimler.

Tras el fracaso de lanzarla como marca independiente, aunque con la imagen y buena parte de la tecnología de Mercedes, ahora es el fabricante alemán el que se aprovecha del nombre Maybach y lo asocia a su mega berlina S600. En efecto, a partir del año que viene se pondrá a la venta una versión Mercedes-Maybach S600 cuyo precio rondaría los 200.000 euros, un importe que se justificaría por la calidad de fabricación ya que se emplearían materiales muy exclusivos para adornar el habitáculo, con pieles, maderas y una infinidad de sistemas de ayuda a la conducción como de infoentretenimiento desarrollados en exclusiva para esta versión.

Más cambios

Al margen, Mercedes nos ha sorprendido con una reestructuración de su gama; no nos referimos a que cambien los coches propiamente sino los nombres de algunos modelos. Por ejemplo, el SLK pasa a llamarse SLC o sus todoterrenos GLK, ML y GL pasan a conocerse como GLC, GLE y GLS respectivamente. En lo que respecta a las mecánicas, también hay cambios: olvida las siglas CDI, BlueTEC o F-Cell porque ahora los motores se reconocerán más fácilmente: la ‘c’ hará referencia al gas natural, la ‘d’ al diesel, la ‘e’ a un eléctrico, la ‘f’ a un pila de combustible y la ‘h’ a un híbrido. Es decir, con todas estas modificaciones de marketing, un todocamino GLK con el propulsor 220 CDI de 170 caballos pasa a ser un GLC 200 d.

Todos estos cambios se suman a los ya introducidos en la familia AMG (anteriormente, este distintivo se ponía al final, como en el caso de un C 63 AMG) mientras que ahora va separado de la palabra Mercedes con un guión: Mercedes-AMG GT o Mercedes-AMG C 63.