sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 29.09.2015

ww2.autoscout24.es?article=475950

Presentación: Chevrolet Volt

Hora de un nuevo impulso

La segunda generación del Volt, el eléctrico de autonomía extendida de General Motors, llega con un diseño mucho más atractivo y elegante pero sobre todo, con una mecánica muy mejorada. Y es que el compacto americano no sólo incorpora un nuevo propulsor de combustión, el 1.5 de 100 CV, sino que sus ingenieros han logrado acoplar una batería de mayor capacidad con la que ha conseguido aumentar sustancialmente tanto su autonomía eléctrica como su autonomía general.

En la actualidad, la mayoría de los fabricantes se han decantado por la hibridación enchufable como paso intermedio antes de la llegada de la electrificación total. Sin embargo, existe otra vertiente que ha preferido apostar por los denominados eléctricos de autonomía extendida. Dentro de esta rama, General Motors ha sido uno de los grandes impulsores, por no decir el único.

Fruto de ese pensamiento nacieron tanto el Opel Ampera como el Chevrolet Volt. Dos vehículos que tuvieron mucho empuje tanto en los meses previos a su comercialización como durante el comienzo de la misma. Sin embargo, poco a poco su éxito se fue diluyendo hasta acabar casi en el olvido, más aún cuando Opel anunció el cese de la producción del Ampera y cuando el grupo americano decidió que Chevrolet abandonase sus aspiraciones comerciales en Europa.

Un abandono que ha permitido a la marca centrarse en el mercado local, el estadounidense permitiéndole tener más tiempo para desarrollar sus próximos modelos. La consecuencia, nuevos y atractivos productos como el nuevo Cruze (el cual te presentamos aquí hace unas semanas) o el protagonista de estas líneas, el Volt II. Así es, aunque el éxito de este eléctrico quedara en entredicho, ‘Chevy’ vuelve a la carga al presentarnos su segunda generación.

Más funcional

Una generación que, desde el primer momento, gana en atractivo. Y es que parece que los diseñadores americanos han aprovechado muy bien el tiempo al presentarnos un vehículo más moderno con aires más deportivos y elegantes. No obstante, aparte de la mejora estética, este nuevo Volt destaca por lo que se esconde bajo su capó.

Sí, porque los ingenieros de Chevrolet han centrado todos sus esfuerzos en conseguir que su mecánica tenga más rendimiento al tiempo que gane en eficiencia y prestaciones. Pero lo más importante en un vehículo de estas características es, principalmente, conseguir aumentar su autonomía, algo que este Volt ha conseguido. Y lo ha hecho gracias al montaje de una nueva batería de ión litio con 18,4 kWh de capacidad (antes de 16,0 kWh), lo que ha originado que ahora pueda recorrer hasta 80 kilómetros en modo completamente eléctrico, cuando antes el rango se enmarcaba entre los 50 y los 60 km.

De esta forma, la autonomía total del vehículo crece hasta los 676 km, 65 km más que su predecesor. Ganancia que también se consigue gracias a la implantación de un nuevo bloque de combustión que entra en funcionamiento cuando la batería se agota por completo. Dicho propulsor es el 1.5 de 100 CV que sustituye al anterior 1.4 Ecotec de 86 CV, prometiendo ser más eficiente y, sobre todo, más silencioso.

Al trabajar de forma la nueva unidad motor asciende hasta los 150 CV, una mejora que, en cambio no supone un aumento del consumo, sino todo lo contrario ya que gracias a la reducción de peso (el nuevo sistema de propulsión pesa 45 kg menos), esta nueva generación del Volt homologa un gasto medio de 1,2 l/100 km. Pero además, se trata de un vehículo incluso más deportivo ya que también mejora en lo que a prestaciones se refiere: un 0-48 km/h en 2,6 s y un 0-100 km/h en 8,4 s, lo que implica que es 19 y un 7% más rápido, respectivamente, que su predecesor.