sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 13.11.2015

ww2.autoscout24.es?article=480585

Presentación: BMW 330e

El Serie 3, ahora 'enchufable'

Poco a poco, la gama de BMW va acogiendo a la electrificación con los brazos abiertos. El último en recibirla ha sido la Serie 3 que, gracias a ella, sacará a la venta una versión híbrida enchufable denominada 330e. Bajo su capó se combinan un motor de gasolina 2.0 TwinTurbo con otro eléctrico que, al trabajar de forma conjunta consiguen una potencia de 245 CV y un consumo de sólo 1,9 l/100 km. Cifra que logra, en parte, porque este 330e es capaz de recorrer 40 kilómetros empleando únicamente la energía almacenada en las baterías de ión-litio que se esconden bajo el piso del maletero.

BMW sigue adelante con su idea de electrificar toda su gama. Con los i3 e i8 ya en el mercado y al recientemente presentado X5 xDrive40e se une ahora este 330e, o lo que es lo mismo, la versión híbrida enchufable de su berlina media.

Un vehículo que, a nivel estético sólo se diferencia del resto de la gama ‘normal’ por incluir en su parte delantera izquierda, justo tras el paso de rueda del conductor, la toma de corriente que permite conectarlo a la red para que su juego de baterías de ión-litio, con una capacidad de 7,6 kWh y ubicadas bajo el piso del maletero, manden la energía al motor eléctrico de 88 CV situado entre el motor térmico y la caja de cambios y así poder circular durante, al menos, 40 kilómetros (a 120 km/h) sin gastar una gota de carburante. Una vez se agote dicha energía, las baterías se pueden recargar en 3 horas y 15 minutos si las conectamos a una toma normal o en 1 hora si lo hacemos a un Wallbox.

Al combinar el propulsor eléctrico con el motor 2.0 TwinPower Turbo de gasolina y 184 CV (el mismo de los BMW 320i) la potencia combinada asciende hasta los 252 CV y los 420 Nm de par máximo. Fuerza que se envía exclusivamente a las ruedas traseras a través de una caja de cambios automática Steptronic de 8 relaciones gracias a la cual, este 330e consigue alcanzar una velocidad máxima de 225 km/h puediendo acelerar de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos. Y todo ello registrando un gasto de carburante de sólo 1,9 l/100 km, lo que implican unas emisiones de CO2 de sólo 44 g/km y una autonomía de casi 600 km.

En lo que a capacidades se refiere, este 330e pierde algo de maletero, concretamente 110 litros con respecto a un Serie 3 ‘normal’ (dejando el dato en 370 l), mientras que a nivel dinámico, el hecho de haber colocado sus baterías en dicho hueco no perjudica el reparto de pesos que, según BMW se mantiene en un 50:50. Además, mantendrá los programas de conducción ECO PRO, Comfort y Sport, a los que se añaden otros tres denominados Auto eDrive, Max eDrive y Save con los que optimizar y gestionar la carga de la batería para sacarle el máximo rendimiento.