sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 07.04.2017

ww2.autoscout24.es?article=546563

Presentación: Opel Insignia Country Tourer

El aventurero

Habrá que esperar hasta después del verano para conocerle, pero Opel ya nos ha adelantado algunos detalles de la variante más campera de la nueva gama Insignia.

Tras presentar ya de forma definitiva la segunda generación de su berlina más afamada, Opel por fin desvela algunos detalles de la que será su variante más aventurera: el Insignia Country Tourer. Tomando como base la carrocería familiar del modelo, Sports Tourer, dicho mdoelo adquiere las típicas soluciones para fomentar una conducción más ‘fuera pista’.

Así, a nivel estético se observa una carrocería recubierta, en su parte inferior, por unas protecciones de plástico negro, mientras que ambos paragolpes presentan unos cubre cárteres plateados. También destacan los 2 centímetros adicionales de altura libre al suelo, con los que el conductor irá algo más despreocupando ante posibles piedras en el camino.

El habitáculo, por su parte, no presenta ningún cambio significativo, más allá del excelente espacio de carga que presentará y que será común al del Sports Tourer. En este sentido, el maletero puede llegar a alcanzar los 1.665 litros una vez se han abatido los asientos –en una proporción 40/20/40-, incorporando, de manera exclusiva, unos raíles situados en el techo en los que poder cargar hasta 100 kilos de peso.

Pegado al asfalto

De momento, no se conoce la gama de motores que se combinará con dicha versión, pero Opel sí anuncia como gran novedad el estreno de un nuevo motor diésel que, además, será el más potente de la gama Insignia. Un bloque que se asociará con la nueva caja de cambios automática de ocho relaciones, así como con el nuevo sistema de tracción integral inteligente que prescinde de diferencial trasero y lo sustituye por dos embragues multidisco controlados eléctricamente que permiten una transmisión de par más individual y precisa a cada rueda.

Pero además, una de sus grandes bazas dinámicas será la posibilidad de montar el chasis adaptativo FlexRide con dos programas, Tour y Sport,  que permitirá variar la gestión y el funcionamiento del motor, transmisión, dirección y amortiguadores. Tecnológicamente, heredará todos los elementos de la nueva generación, tales como la evolución del sistema de iluminación matricial IntelliLux LED, con función de iluminación activa en curvas, Head-Up Display, cámara de visión 360º, control de crucero adaptivo con frenada automática de emergencia, asistente de mantenimiento de carril con corrección automática de la dirección y alerta de tráfico transversal trasero…

Para verlo en persona, todavía tendremos que esperar hasta el próximo Salón del Automóvil de Fráncfort, aunque la marca abrirá los pedidos para nuestro mercado a partir del verano.