sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 31.08.2017

ww2.autoscout24.es?article=567129

Presentación: BMW

El M5 más bestial

Han pasado ya algo más de tres décadas desde que el primer BMW M5 aterrizara en nuestros mercados. En 1984 surgió el M5 debido a la creciente demanda de un coche con carrocería sedán pero con las prestaciones de un coche deportivo. Seis generaciones después, la berlina más querida por los amantes del motor, presenta el BMW M5 más bestial de la marca bávara.

La nueva berlina de BMW irrumpe con numerosas novedades mecánicas y tecnológicas que le otorgan al M un carácter más radical y extremo. Destaca el motor V8 4.4 TwinPower Turbo, así como el nuevo cambio M Steptronic de ocho velocidades y el sistema de tracción M xDrive.

Más potencia

Bajo el capó ruge un motor V8 de 4,4 litros sobrealimentado con la tecnología Twin Power Turbo capaz de desarrollar 40 caballos más que en la generación anterior, llegando así a los 600 caballos y 750 Nm de par. El encargado de transmitir esa potencia es la caja de cambios automática M Steptronic de 8 velocidades que ha sustituido a la transmisión automática de doble embrague y 7 velocidades de sus predecesores. El resultado es que el nuevo BMW no solo es el más rápido de todos los modelos M5 fabricados desde 1984, sino también el más ágil.

Gracias a este propulsor, el nuevo BMW M5 2018 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos, en vez de los 4,3 de la generación anterior. La velocidad máxima es de 250 km/h, aunque con el paquete M Driver se puede llegar hasta los 305 km/h. De la misma forma, según datos oficiales tiene un consumo medio-emisiones de 10,5 l/100 km-241 g/km de CO2.

Pero la verdadera revolución del M5 es la incorporación de la tracción integral, lo que le coloca en el mismo plano que el Audi RS6 Avant y el Mercedes-AMG E 63 S 4Matic+. El sistema M xDrive no solo le permite alcanzar nuevas cotas de rendimiento dinámico, sino que además destaca por su practicidad en el día a día y proporciona “un equilibrio supremo en todas las situaciones de conducción”, según la marca. El sistema M xDrive envía fuerza a las ruedas traseras, poniendo en funcionamiento las delanteras sólo en caso de necesidad. La novedad es que el conductor tiene el control para manejar los tres modos disponibles con el sistema DSC desconectado: 4WD, 4WD Sport y 2WD.

Diseño renovado

Además de los cambios mecánicos, el M5 también ha sufrido modificaciones en cuanto a diseño y a equipamiento. El nuevo BMW M5 es más largo (4.965 mm), más ancho (1.903), más alto (1.473 mm) y también más pesado (2.440 kg). De la misma forma, esta nueva generación va equipada con todos los sistemas de asistencia a la conducción y opciones de conectividad con los que cuenta el BMW Serie 5.

El nuevo M5 hará su debut oficial en septiembre, en el Salón de Frankfurt que se celebrará del 14 al 24 de septiembre, y se empezará a comercializar a partir de la próxima primavera. La firma bávara también pondrá a la venta una edición limitada a 400 unidades que se comercializarán a nivel global. Este BMW M5 First Edition tendrá unos acabados específicos y contará con unas llantas de aleación de 20 pulgadas. Tendrá un sobrecoste de 19.500 euros con respecto al M5 convencional.