sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 12.01.2018

ww2.autoscout24.es?article=587168

Presentación: Renault Clio R.S.

Inspirado en la F1

Para celebrar la temporada 2018 de la Fórmula 1, Renault lanzará una serie especial y limitada del Clio R.S. en homenaje al nuevo monoplaza de este año que pilotará el español Carlos Sainz.

Los entusiastas de la Fórmula 1 seguimos tachando los días en el calendario hasta que comience la nueva temporada de El Gran Circo (lo hará el 25 de marzo en el circuito australiano de Albert Park). Un año en el que veremos a los dos pilotos españoles bajo los brazos de Renault, como motorista para Fernando Alonso y como escudería oficial para Carlos Sainz.

Pues bien, para que la espera sea lo menos tediosa posible, la firma del rombo, a través de su departamento deportivo Renault Sport, acaba de lanzar una serie limitada y numerada del Clio R.S. a la que ha rebautizado como Clio R.S.18, en referencia al nombre del futuro monoplaza que conducirá Carlos Sainz en esta temporada.

Derivado directamente del Clio R.S. 220 EDC Trophy, el R.S. 18 que llegará durante el primer semestre de este año, presenta una decoración exterior en amarillo Sirius y el negro (los colores identificativos de los monoplazas) se combina con unos vinilos en el techo en tono gris y con unas tiras con las siglas R.S.18 ubicadas en las puertas delanteras. El amarillo Sirius también aparece en la lama F1, en las protecciones inferiores de las puertas y en el centro de las ruedas. La parte trasera es totalmente negra, al igual que el rombo, la sigla R.S. en el paragolpes delantero y el difusor trasero. En el habitáculo, la exclusividad de la serie limitada se hace patente a través de un volante deportivo tapizado en Alcantara y piel, de las molduras en carbono del salpicadero o los aireadores y del umbral de puerta numerado y con sigla R.S.

Mecánicamente, este R.S. 18 no ofrece variaciones frente al Trophy por lo que seguirá confiando en el motor de gasolina 1.6 TCe, que desarrolla 220 CV de potencia y 280 Nm de par máximo a los que se asocia una función overtorque, asociado con la caja de cambios automática EDC de siete relaciones. Donde sí se perciben cambios es en el chasis, ya que los ingenieros han rebajado la altura de la carrocería y han endurecido otro punto más los amortiguadores, los cuales además se acoplan a unos topes hidráulicos de compresión en la parte delantera. Igualmente, se ha recalibrado la dirección para hacerla “ultra-directa” y ganar en precisión, mientras que mantendrá, de serie, la línea de escape firmada Akrapovic, asegurando así una sonoridad más potente y unas subidas de régimen más dinámicas.

De momento, más allá de que estará disponible durante este primer semestre, lo cierto es que ni se conoce la fecha de llegada exacta a nuestro país, ni cuántas unidades lo harán ni, por supuesto, el precio de cada una de ellas.