sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 05.03.2018

ww2.autoscout24.es?article=595125

Presentación: Honda CR-V

Elegante y eficiente

El segundo modelo más vendido de la marca tras el Civic demandaba una renovación en profundidad. Dicho y hecho porque a finales de este año llegará al mercado el nuevo CR-V. Aquí te lo desgranamos.

Hoy en día, no es sencillo ser un todocamino y despuntar frente a la voraz competencia. Pero Honda ha sabido siempre colocar en un lugar de privilegio al que es uno de sus modelos más importantes: el CR-V. El segundo vehículo más vendido de la historia de la marca tras el Civic (el año pasado fue el sexto SUV más vendido del mundo) llevaba tiempo necesitando una actualización seria que, por fin, llegará durante este año.

Lo primero que llama la atención será el aumento de su tamaño, tanto por fuera como por dentro, que le permitirá albergar, por primera vez en su historia, siete ocupantes. Una tercera fila de asientos que, según la marca, tendrá un espacio para las piernas excepcional, un ángulo de 101º para el asiento y el mejor acceso de la categoría. El maletero también aprovecha mucho más sus formas (no ofrece el dato) y a él se puede acceder ahora mediante un portón eléctrico con función manos libres.

En cuanto al puesto de conducción, todo es completamente nuevo y entra de lleno en la era digital. Tal es así que además de la pantalla central de 7 pulgadas, donde se integra el sistema multimedia, aparece otra del mismo tamaño tras el volante, haciendo las veces de cuadro de instrumentos. Si hablamos del diseño exterior, los dibujantes nipones han perfilado un coche más ancho y deportivo, con un morro afilado y una zaga prominente.

Adiós al diésel

En el apartado dinámico, la marca asegura haber mejorado el comportamiento off-road gracias a los 20,8 cm de altura libre al suelo disponible (3,8 cm más que el actual) y a la rediseñada tracción integral que podrá combinarse con sus motores.

Propulsores que se despiden por completo del diésel en una estrategia quizá arriesgada pero que sigue los designios del mercado. En su lugar, aparecerá en 2019 una variante híbrida enchufable de la que Honda no da muchos más detalles salvo que combinará el bloque 2.0 i-VTEC con otros dos módulos eléctricos gestionados mediante una caja de cambios automática CVT.

Por su parte, el integrante de gasolina será el nuevo 1.5 VTEC Turbo, que ya se ha estrenado en el Civic, y que se combinará con las transmisiones manual de seis relaciones y automática CVT así como con la comentada tracción integral.