sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 13.04.2018

ww2.autoscout24.es?article=601154

Viaje al pasado: Opel GT

El rey inesperado

El Salón Internacional de Frankfurt acogió en 1965 una de las presentaciones más trascendentales de la época. Opel logró fabricar uno de los deportivos más impactantes del momento y superar con creces las expectativas del mercado. En AutoScout24 todavía hay muchos Opel GT en pie. ¿Quieres verlos? Sigue leyendo...

En 2018 se cumplen 50 años del lanzamiento del Opel GT, uno de los deportivos más novedosos y llamativos del siglo XX. Salió de las líneas de producción en 1968 directo al éxito y superó cualquier objetivo establecido. Con motivo de su medio centenar de vida, Opel lo expondrá en la “Clásica del Lago Constanza”.

Carrocería original

El exterior del Opel GT era bastante llamativa. El capó era extremadamente largo con unos faros escamoteables inconfundibles. La estabilidad en conducción era total gracias a su baja estatura por lo que su coeficiente aerodinámico era mínimo. El Opel GT contaba con una silueta tan llamativa que la prensa del momento aseguraba la imposibilidad de su camuflaje ante los curiosos.

Su interior tampoco nos dejaba indiferentes. Volante de tres radios, asientos baquet y relojes redondos de instrumentación. Todo ello aunaba un estilo clásico y deportivo que hoy en día, pese al paso de los años, sigue gustando a todos los aficionados al Opel GT.

Motores muy distintos

El Opel GT podía elegirse con dos motorizaciones. La más básica era el motor 1.1 litros y 60 CV de potencia procedente del Kadett. El otro era el 1.9 litros de 90 CV procedente del Rekord. El motor 1.900 fue el más popular y vendido desde el principio. Contaba con una caja de cambios manual de 4 marchas, muy popular en Europa, y otra automática de tres relaciones mucho más popular al otro lado del charco.

Como toda historia, el Opel GT también tocó a su fin. En 1973 Opel dejaba de producir este modelo que fue sin duda, uno de los más exitosos del momento y superó cualquier expectativa. Su diseño único, el precio asequible y las prestaciones por encima de la media, hicieron que la firma del rayo alcanzase las 103.463 unidades vendidas. Fue por tanto, uno de los deportivos menos esperados al principio y más aclamados al final.