sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 27.04.2018

ww2.autoscout24.es?article=603454

Presentación: Hyundai i20

Pequeñas mejoras

La gama i20 de Hyundai se actualiza incluyendo nuevas pinceladas de diseño, una mayor tecnología de seguridad y una caja de cambios automática DCT de siete velocidades.

El utilitario surcoreano presentó su actual generación hace poco más de tres años. Por eso, Hyundai ha decidido que ya era hora de afrontar la característica actualización de mitad de vida comercial para seguir vigente, al menos, durante otros tres o cuatro años más. Una renovación que se antojaba vital ya que el segmento B ha sufrido en los últimos meses una profunda mejora por parte de sus integrantes.

Los principales cambios estéticos se centran tanto en el frontal, con una nueva parrilla en forma de cascada y unos grupos ópticos totalmente nuevos, como en la zaga, con inéditos grupos ópticos, paragolpes de nueva factura o un portón más voluminoso. No obstante, el punto diferenciador llega con la posibilidad de escoger una carrocería bicolor, pintando el techo completamente en negro y combinándolo con los ocho tonos de carrocería disponibles, donde se encuentran los inéditos Tomato Red (el de las fotos), Champion Red y Clean Slate. Las llantas de nuevo diseño, de 15 y 16 pulgadas, completan el conjunto externo.

Por dentro, el elemento más representativo es la pantalla central táctil de 7 pulgadas, que se ofertará de serie desde el acabado más básico. Es compatible tanto con Apple CarPlay como con Android Autoy de manera opcional integrará tanto el navegador como los servicios Live Services. La personalización también estará muy presente en el habitáculo al poder escoger entre diferentes tipos de tapicerías y molduras con detalles en rojo o azul.

Estos cambios, así como los del exterior antes comentados y en donde además aparece un techo solar panorámico, también afectan a la versión más aventurera, el i20 Active, que se distingue por ofrecer protecciones de plástico en la zona inferior de la carrocería, barras en el techo y una altura libre al suelo 20 mm mayor.

Automático, sin diésel y más seguro

En el apartado mecánico, las novedades llegan por dos frentes. Por un lado se abandona completamente la oferta diésel, dejando así a la gasolina como único combustible. Estará representado, como hasta ahora, por el bloque atmosférico 1.2 Kappa de 85 CV y por el 1.0 T-GDI de 100 y 120 CV. La segunda novedad es la llegada de la transmisión automática DCT de doble embrague y siete velocidades al motor turbo de menor potencia.

Por su parte, la seguridad también se ha incrementado con la llegada del paquete de sistemas Hyundai SmartSense, el cual aumenta su elenco con el avisador de cambio de carril con función de mantenimiento, el asistente de frenada de emergencia, la alerta de atención del conductor y el asistente de luces largas.