sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 16.05.2018

ww2.autoscout24.es?article=606064

Presentación: Mercedes-AMG GT S Roadster

Sube de potencia

El descapotable más prestacional de Mercedes-AMG recibe la versión S. Alimentada con el mismo bloque 4.0 V8 biturbo, ofrece una potencia de 522 CV.

Ya nos quedamos prendados de sus virtudes cuando probamos la versión básica del descapotable más radical de Mercedes-AMG, el GT Roadster. Pues bien, ahora la firma alemana acaba de anunciar la llegada de la versión más potente, AMG GT S, ya disponible en el cupé.

El aspecto más importante se sitúa bajo su alargado capó, lugar en el que se ubica el excelente propulsor V8 biturbo de 4.0 litros que escala hasta los 522 CV, colocándose justo entre medias de la versión que nosotros probamos (con 471 CV) y el AMG GT C (con 577 CV). Potencia que viene acompañada de un par máximo de 670 Nm, disponibles entre las 1.900 y las 5.000 rpm, el cual se gestiona a través de la caja de cambios automática de doble embrague y siete relaciones, AMG SPEEDSHIFT DCT 7G

Con ella, consigue unas prestaciones de escándalo, con un 0 a 100 km/h de 3,8 segundos y una velocidad punta de 308 km/h. Aunque secundario, también conviene citar que el consumo medio homologado está cifrado en unos buenos 11,5 l/100 km.

Portento dinámico

El AMG GT S Roadster está equipado de serie con la amortiguación adaptativa AMG RIDE CONTROL. Este sistema, completamente automático, controlado eléctricamente ajusta la suspensión de cada rueda de manera individual y permanente adaptándose a cada situación y mejorando la seguridad y el confort en la conducción.

Otras de sus bondades dinámicas son el diferencial autoblocante trasero con gestión electrónica, el equipo de frenos AMG high-performance con discos de material compuestos de 390 mm con pinzas de 6 émbolos delante y 360 mm y pinzas con un émbolo detrás. Opcionalmente, puede optarse por los AMG high-performance cerámicos con discos de 402 mm delante y 360 mm detrás, con los que se consiguen distancias de frenado cortas, una precisa presión de frenado y una sobresaliente resistencia al fading, todo ello reduciendo su peso en un 40%.

Como no podía ser de otra forma, también incluye el selector de modos AMG DYNAMIC SELECT Controller, con cinco programas, Comfort, Sport, Sport Plus, Individual y RACE, el exclusivo de esta versión. Con cada uno se modifican parámetros clave como la respuesta del motor y el cambio, la curva del acelerador, la suspensión deportiva AMG RIDE CONTROL, la dirección, los tres niveles del ESP y la posición de la mariposa del sistema de escape AMG Performance.

De momento, Mercedes-AMG no ha confirmado el precio de venta de dicha versión, pero como es lógico se situará entre los 161.000 € que cuesta el AMG GT Roadster y los 192.000 € del AMG GT C Roadster.