sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 05.09.2018

ww2.autoscout24.es?article=622447

Primer contacto: Hyundai Santa Fe

Tamaño, fuerza y seguridad

Nos hemos ido hasta la ciudad andaluza de Granada para conocer la cuarta generación del Hyundai Santa Fe. Este SUV grande se oferta en una variedad mecánica bastante amplia, con un buen precio de partida y un sistema de seguridad mejorado.

El mercado español acoge la vertiginosa subida de ventas del sector conocido como SUV. Coches grandes con capacidades off road (no todos ni del mismo modo) que también son cómodos, seguros y dinámicos en su uso por ciudad. En España las ventas totales de los SUV han aumentado un 47%. Las ventas de, en concreto, los todocaminos grandes, han aumentado un 36%.

Esta cuarta generación del Santa Fe llega para rivalizar con el Kia Sorento, SsangYong Rexton o Volkswagen Tigual All Space. ¿Por qué? Todos ellos con 7 plazas disponibles y en torno a 4,8 metros de largo. Aunque el nuevo Santa Fe parte desde 33.000 euros, un precio más alto que sus competidores. Hyundai lo justifica enseñándonos el porqué de este precio inicial.

Gama mecánica

Encontramos tres motores disponibles. Dos diésel y uno gasolina. El motor gasolina entrega 185 CV y está disponible únicamente con tracción a las cuatro ruedas y caja automática de 6 marchas. En el caso de las versiones diésel, encontramos potencias de 150 y 200 CV. En el caso de la menos potente (desde la que parte la gama en 33.000€) se equipa con tracción 4X2 y caja manual de seis relaciones. Por último, la versión más potente y nuestra unidad probada, entrega 200 CV y está disponible tanto en versiones 4X2 como 4X4. Además, cuenta con la caja manual ya comentada y, en el caso del tope de gama, encontramos la caja de cambios automática de ocho marchas.

Como comentamos en el vídeo, hemos podido sonsacar a los responsables de Hyundai algo de información de cara al futuro. Para 2020 es posible que veamos una versión híbrida de este SUV grande en torno a los 180 CV de potencia. Puede que también, aunque menos probable, una versión híbrida enchufable.

Carrocería

Estamos ante una carrocería completamente nueva. Un motivo por el cual este Hyundai es algo más caro en su versión más básica que los rivales citados, es porque su estructura está compuesta de aceros de alta resistencia. Soldaduras de mayor grosor e interiores bien hechos, de buen coche. Mejoras en materiales que conllevan precios más altos pero que justifican la compra ya que nos ofrecen mayor seguridad, confort y dinamismo.

Seguridad

Encontramos un buen salto en seguridad preventiva. Hyundai saca pecho de su sistema conocido como Smart Sense. Encontramos aquí elementos como el sistema de tráfico cruzado trasero. Antes, este sistema advertía de posibles vehículos cuando damos marcha atrás, pero en esta nueva generación el coche es capaz de frenar si detecta que no le obedecemos. También como equipamiento opcional, ofrece el sistema que nos impide abrir las puertas traseras si detecta que viene algún tipo de vehículo. Este sistema favorecerá los posibles accidentes cuando estacionamos y nos bajaos del coche sin mirar si viene alguien.

También encontramos de serie elementos más conocidos como el mantenimiento de carril o el asistente de ángulo muerto. Otro elemento en seguridad y muy importante para circular por ciudad, es el sistema de frenado de emergencia que nos salvará de una buena si no nos damos cuenta de lo que pasa ante nosotros.

En definitiva podemos decir que nos ha gustado mucho esta primera toma de contacto. Hemos probado la versión diésel de 200 caballos y ocho marchas que, desde de las 2.000 vueltas nos empieza a dar una potencia considerable. Esperamos tener pronto una videoprueba más a fondo y probar una ristra de detalles que nos hemos dejado en el tintero.