sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 02.10.2018

ww2.autoscout24.es?article=626084

Presentación: BMW Serie 3 sedán

En constante evolución

BMW ha elegido el Salón del Automóvil de París para presentarnos su nuevo Serie 3 Sedán. La firma alemana nos cuenta cómo será la séptima generación de su berlina que llega con la última tecnología, un diseño mejorado en tamaño y una amplia gama de motores que dotan al Serie 3 de unas completísimas características.

Una familia que lleva cosechando éxitos más de 40 años con más de 15 millones de unidades vendidas en todo el mundo. Un modelo que se fabricará en las plantas de Múnich, Shenyang y Méjico y que llegará al mercado el próximo 9 de marzo de 2019.

Figura que intimida

El dibujo del nuevo Serie 3 nos enseña una figura mucho más deportiva debido a su nuevas medidas. 85 milímetros más largo, 16 mm más ancho y solo uno más alto. En total, casi 4,71 metros de largo, 1,82 de ancho y 1,44 de alto. Estas cifras influyen de forma directa en la agilidad del coche, provocando que, no solo el aspecto sino la dinámica de conducción, sean más directas, seguras y cómodas.

Este considerable tamaño repercute lógicamente, y de forma positiva, en el interior. Un mayor espacio entre hombros y codos en los asientos delanteros, además de mayor espacio para las piernas en la parte trasera, acabando en un maletero de 480 litros.

BMW ha cuidado mucho la comodidad para el conductor. Son todo facilidades cuando hablamos de manejar el vehículo desde el puesto de mando. Los controles se agrupan en paneles perfectamente situados para no dejar de lado la concentración en la carretera. Pantallas de 12,3 y 10,25 pulgadas en la instrumentación y Control Display respectivamente suponen un tamaño notable para facilitar el uso durante la marcha. Cuenta también con el nuevo BMW Operating System 7.0 que opera a las mil maravillas y responde a las necesidades del conductor sin casi esfuerzo del mismo.

Amplia gama de lanzamiento

Cinco potentes motores disponibles desde el primer día de comercialización divididos en dos gasolina y tres diésel. Empezando por los gasolina, encontramos las versionse 320i y 330i. El primero con motor de cuatro cilindros cuenta con una cilindrada de 2 litros y entrega 184 CV entre las 5.000 y las 6.500 vueltas. Sus 300 Nm entre las 1.350 y 4.000 rpm le dotan de gran fuerza desde el principio. Todo esto sumando su caja de cambios Steptronic de ocho relaciones, provoca que en poco más de 7 segundos se plante en 100 Km/h.

La versión más potente (de momento) de gasolina, la 330i, también monta un bloque de 4 cilindros y 2 litros de cilindrada pero entrega 258 CV y ofrece 400 Nm. Un par que aparece desde las 1.550 vueltas, un dato muy bueno que nos hace pegarnos al asiento desde que pisemos el acelerador. De hecho, su cifra de 0-100 es de tan solo 5,8 segundos.

El gasóleo domina de momento con las versiones 318d, 320d y 320d xDrive. La de acceso a la gama ofrecerá de serie una caja de cambios manual de 6 relaciones además de poder montar opcionalmente la Steptronic de ocho. Un 2 litros de 150 CV y 320 Nm de par máximo hacen de esta versión más básica una buena opción para poder presumir de BMW sin necesidad de hacer un desembolso desorbitado. El 320d y 320 xDrive ofrecen lo mismo que su versión anterior pero entregando 190 CV de potencia y 400 Nm de par, cifra nada despreciable.

Constantemente actualizado

El nuevo sistema Remote Software Upgrade mantiene al coche actualizado. Esto nos servirá para estar constantemente evolucionando y no quedarnos obsoletos. Con los tiempos que corren día a día nos quedamos anticuados.

BMW ha conseguido una gama de servicios digitales perfecta que se sitúe a la cabeza del segmento. Este Serie 3 Sedán promete mucho. Promete éxitos como sus 6 generaciones anteriores por muchos motivos. Por ser una marca premium, por ofrecer muchísimas posibilidades diferentes que se ajustan a cada comprador y por situarse a la cabeza de la tecnología que es, hoy en día, el día a día de todos nosotros.