sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 17.12.2018

ww2.autoscout24.es?article=635878

Primer contacto: Mercedes-Benz X 350d

Personalidad propia

Mercedes-Benz germaniza un poco más su Clase X con la llegada del motor V6 de 3.0 litros de origen propio. Un bloque potente (258 CV) que se encuentra asociado a la transmisión automática 7G-Tronic y la siempre eficaz tracción total 4MATIC. Nosotros lo hemos conducido por los caminos forestales de Cuenca.

Parece que fue ayer cuando Mercedes-Benz decidió entrar en el segmento de los pick-up… ¡y realmente lo fue! Ha pasado exactamente un año desde que la firma de Stuttgart ampliara horizontes introduciéndose de lleno en una categoría de nicho dominada principalmente por marcas japonesas y americanas.

Quizá por ello, la marca de la estrella confió en una de las marcas top como Nissan para desarrollar su primer pick-up. Así, cogiendo como base la última generación del Navara, el NP300, de la misma línea de montaje situada en la Zona Franca barcelonesa, nacía el nuevo Mercedes-Benz Clase X.

Redondeando la oferta

Un modelo que, poco a poco, ha sabido hacerse un hueco, tal y como demuestran las 350 unidades que la marca espera matricular en este 2018. Una cifra notable que, a buen seguro, aumentará con la llegada de la nueva versión que hemos tenido la oportunidad de probar por Cuenca.

Bautizada como X 350d 4Matic no solo se convertirá en el motor diésel más potente de la gama, sino que además consigue que el Clase X tenga menos de Navara y más de Mercedes-Benz. Sí, porque aunque el pick-up germano ofrezca elementos diferenciadores frente al japonés, tanto estéticos como estructurales, el hecho de que usase motores de cuatro cilindros de origen Renault-Nissan parecía no sentarle del todo bien.

Por tanto, así es como nace esta nueva versión, animada por un bloque de origen 100% Mercedes-Benz y que, además, cuenta con un contrastado éxito al haberse montado ya en la anterior generación del GLE y en la actual del Clase E.

Un bloque V6 de 3.0 litros de cilindrada que desarrolla nada menos que 258 CV (hasta ahora el tope de gama eran 190 CV) y que se combina tanto con la caja de cambios automática 7G-Tronic de siete relaciones como con la tracción total permanente 4MATIC (hasta ahora era desconectable), con reductora, diferencial central autoblocante y la posibilidad de bloquear, opcionalmente, el diferencial trasero.

Con todo, este X 350d 4MATIC homologa un consumo medio de 9 l/100 km, necesitando 7,5 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h y llegando a una punta de 250 km/h.

Poder innato

Con datos como estos, las ganas de montar y probar el Clase X eran altísimas, más aún cuando la marca había decidido montar un circuito 100% off road por la sierra conquense. Ruta que nos permitió comprobar que pese a estar en periodo de extinción, todavía hay todoterrenos de verdad, de esos con reductora y bloqueo de los diferenciales.

Cierto es que el tramo previsto no exigía conectar ni la primera (4L) ni bloquear el diferencial central (4H), pero sí nos permitió comprobar lo eficaz que es la tracción total 4MATIC en terrenos nos asfaltados. Ésta, combinada con los 200 mm de altura libre al suelo (opcionalmente se puede aumentar a 220 mm) y con unos ángulos de ataque muy notables: 29º de ataque, 24º de salida y 20,4º en el ventral, nos dan la posibilidad de sobrepasar cualquier obstáculo con pasmosa facilidad.

Además, la suspensión de muelles en el eje trasero en lugar de ballestas aumenta considerablemente el confort de marcha, no solo en tramos off road, sino también cuando circulamos por asfalto, convirtiéndole en uno de los pick-up más cómodos… sino el que más. En nuestro caso, por terrenos rotos y con multitud de baches, el X 350d se comportó como un jabato, absorbiendo cada impacto con solvencia. Mientras, el V6 diésel sigue empujando con fuerza en un amplio régimen de vueltas. Apenas hay retardo a bajas vueltas y sin la reductora activada, el Clase X avanza prácticamente sin inmutarse.

Quienes quieran tener un plus de seguridad a la hora de circular por campo, este X 350d añade el conocido Dynamic Plus, es decir, un selector de modos de conducción en el que suma uno específico para rodar por zonas de campo. Denominado off road, varía los parámetros del motor, cambio, dirección y ESP para hacerlo más reactivo en este tipo de vías. Por último, no hay que olvidar que equipa un control de descensos útil para afrontar cuestas empinadas.

Prima el confort

Fuera del que podría ser uno de sus hábitats naturales, el X 350d se postula, como ya hemos comentado, como uno de los pick-up más cómodos de su categoría. En tramos asfaltados, el V6 mantiene ese empuje poderoso, sobre todo desde bajas vueltas, pero da la sensación de generar menos potencia de la que declara, sobre todo en los programas Eco y Comfort.

En Sport, la sensación es mejor, aunque viene determinada por una gestión del cambio más picante que baja una marcha nada más seleccionarlo y estira la aguja hasta un régimen mayor de vueltas para aprovechar al máximo su potencial.

El perfecto binomio entre motor y suspensiones consiguen que los que estamos acostumbrados a conducir turismos, mantengamos esas sensaciones. Vamos, que si nos dicen que estamos subidos en un GLE nos lo creeríamos.

Un GLE eso, sí, con una capacidad de carga extraordinaria, ya que la caja que alberga en su parte trasera es útil para cargar nada menos que hasta 1.1 toneladas de peso y un Europalet. Además, ofrece una capacidad de remolque de nada menos que 3.5 toneladas.

Para todos

La gama comercial del Clase X se mantiene estructurada en los acabados Pure, Progressive y Power. En el caso de la versión X 350d se puede acceder a partir del segundo, estando enfocada a todos aquellos conductores que quieren una herramienta de trabajo idónea sin dejar de lado el espíritu de ocio y aventurero del modelo. Aquí, el listado estándar de elementos incluye llantas de 17 pulgadas, faros halógenos, retrovisores eléctricos y calefactables, sensor de lluvia, asientos tapizados en tela, aire acondicionado, sistema de infoentretenimiento Audio 20 USB…

Por encima, el nivel Power está más orientado a quienes quieran un vehículo confortable y con estilo. Es también el más equipado de toda la gama añade protección cromada en el paragolpes delantero, parachoques trasero cromado, llantas de 18 pulgadas, tecnología LED para todos los grupos ópticos, tapizado en símil cuero para el salpicadero y los asientos, regulación eléctrica para las butacas delanteras, acceso y arranque sin llave, climatizador automático…

En cuanto a los precios, los X 350d Progressive parten de una tarifa de 55.964 € para un canal privado, aunque para aquellos que lo adquieran como profesionales, el precio incluyendo el IVA queda estipulado en 49.278 €.

Clase X Xtreme Adventure

De forma paralela al inicio de venta de este X 350d 4MATIC, Mercedes-Benz aprovechó la oportunidad para mostrarnos un kit de preparación desarrollado por Promyges y pensado para aquellos conductores más extremos. Por 10.500 € a pagar en el mismo concesionario (de allí se lo llevan directamente al preparador quien lo tendrá listo en unas semanas para devolverlo a la concesión), entre sus virtudes están el montaje de una suspensión reforzada Old Man Emu con elevación de 30/40 mm, protecciones de bajos en duraluminio de 8 mm de grosor (similares a los de competición), llantas Dakar Evo 8 x 17 pulgadas sobre neumáticos BF Goodrich Mud Terrain, baca Thule, faros LED adicionales colocados en la parte trasera del techo, alfombrillas Bushranger, aletines ABS en negro mate y una cubierta corredera para la caja.