sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 30.01.2019

ww2.autoscout24.es?article=640486

Presentación: Renault Clio

El quinto elemento

Renault acaba de desvelar la quinta generación de uno de sus modelos fetiche, el Clio. Más visual, más amplio y sobre todo más tecnológico, está llamado a liderar un segmento cada vez más importante.

No solo será uno de los bombazos de Renault en el Salón de Ginebra sino de todo el año comercial. Hablamos del Clio. La firma del rombo acaba de desvelar la quinta generación del utilitario galo. Un modelo que pedía a gritos una renovación pese a que los datos de ventas en nuestro país siguen reflejando la confianza que le tienen.

Ventas que, a buen seguro, aumentarán una vez se pueda ver en vivo esta quinta entrega. Porque tal y como reflejan las imágenes que acompañan estas líneas, el nuevo Clio ha ganado en presencia y diseño. Hereda buena parte de los rasgos del Mégane, sobre todo en su parte frontal, donde destaca la nueva firma LED diurna, tecnología que también estará presente, de serie, en los grupos ópticos principales, o un capó voluminoso con doble nervio que le otorga un mayor carácter.

La zaga, por su parte, ofrece un diseño distintivo, con unos pilotos sugerentes, también con tecnología LED, que se introducen de lleno en el portón. Sí mantiene uno de sus rasgos más peculiares como son los tiradores traseros ocultos en el marco de las ventanillas, aumentando ligeramente la sensación de deportividad.

Un conjunto que completa con 11 tonalidades para la carrocería o múltiples juegos de llantas, el cual ha reducido ligeramente sus dimensiones al recortar su longitud en 14 mm (4,05 metros) y 30 mm su altura (1,44 m). Cotas que se completan con una anchura 66 mm mayor (1,80 m), responsable de que, visualmente, parezca tener mucho más empaque.

Revolución interior

De puertas para dentro, los dibujantes galos también han conseguido sorprendernos, sobre todo con la gran pantalla táctil que preside el salpicadero. La que se muestra en las imágenes corresponde con la tope de gama, con sus 9,3 pulgadas, con orientación vertical y de estilo flotante. No obstante, de serie vendrá con una más comedida de 7 pulgadas. Ambas estarán acompañadas por un cuadro de instrumentos 100% digital, el cual, también podrá escogerse con dos tamaños, 7 pulgadas de serie y 10 como opción o para las versiones más equipadas.

Un Smart Cockpit que se acompaña de un nuevo volante más compacto, asientos más confortables y materiales de mayor calidad, como el nuevo forrado de las puertas. La personalización también cobra importancia gracias a los distintos paquetes que se ofertarán y que se podrán combinar con hasta ocho ambientes interiores o con las múltiples opciones de iluminación.

Si hablamos de habitabilidad, pese a haber reducido ligeramente algunas de sus cotas, el empleo de la nueva plataforma CMF-B le ha permitido internamente ofrecer un mayor espacio para sus ocupantes y equipaje. Destaca sobre todo el incremento del volumen del maletero, el cual llega ahora a los 391 litros en “volumen total”, es decir, que faltaría la medición según el estándar VDA para conocer el dato exacto.

Desgraciadamente, todavía habrá que esperar para conocer algún detalle más relacionado con su grupo propulsor o con su dinámica (aunque sabemos que ofrecerá el sistema MultiSense con varios programas) y, claro está, conocer cómo se comporta en marcha, pero sí podemos confirmar que su gama ofrecerá los acabados Initiale Paris y R.S. Line, este último para sustituir a los actuales GT Line y acercarse un poco más a las variantes deportivas de la firma del rombo.